La importancia de llamarse Federico Fellini

Conocí a Federico en un sueño que transcurrió durante una cena en el bar Settebello de la Plaza Tritone. Aquel cineasta italiano me hipnotizó desde el comienzo con estas palabras “Lo verosímil me interesa cada vez menos… y para mí el negocio del cine es macabro, grotesco: es una mezcla de partido de fútbol y de burdel” -conversador trasgresor y de pura de cepa Nebbiolo debo aceptarlo-. Después de una comilona al estilo Alberto Moravia: pasta asciutta, spaguetti all’amatriciana, cordero, pollo, queso, fruta y vino barbera, me invitó junto con unos reporteros a su casa de Vía Margutta a mirar algunos de sus filmes, guiones y dibujos; invitación que no pude rechazar por la obvia razón de que mi voluntad se encuentra perdida como toluco en plena línea 14 del metro de París.

Debajo de una gran carpa dorada comenzó la proyección. El orden exacto de las películas no lo recuerdo, lo que es seguro, es que la primera fue Casanova -cómo olvidarlo si el año es que se estrenó yo era parido- Le siguió 8 ½, interpretada por Marcello Mastroianni y sobre la cual algunos de los asistentes objetaron -es poco comprensible; a lo que Fellini respondió sin mayor recato: “Yo no soy buen juez de mis películas. No sé juzgarlas y no se me antoja hacerlo. Hacer películas es mi modus vivendi, cuando no estoy filmando, estoy preparando una película. Pero no me parece que Ocho y medio sea una película difícil de entender. Para mí es liberadora, y espero que libre también a los espectadores”.

Fueron varias horas de frenesí visual. Imagínense: Luces de variedades, El jeque blanco, L’amore en cittá, Alma sin conciencia, Las noches de Cabiria, La dolce vitta, Boccacio ’70, Giulietta de los espíritus, Satiricón, Roma ciudad abierta, Amarcord -uf, durante esos minutos cómo recordé mis fantasías adolescentes- La ciudad de las mujeres, La voz de la luna. En seguida de aquello y por falta de mayor energía pasamos a uno de sus guiones soñados e imposibles: Los viajes de G. Mastorna. No faltó el periodista que gritó -¿ya está listo el guión? -Estamos trabajando en eso “Una ojita de papel, un pedacito de tela, una foto recortada de un periódico, una cara encontrada casualmente, la esquina de una calle: ese es el verdadero guión de un director. El guión es una cosa híbrida, es una operación traidora, un engaño necesario… cuando el director entra en contacto con la realidad, la página escrita no le interesa más”.

Como buen final circense, se unieron a la reunión su esposa Giullietta Massina, Aldo Fabrizzi, Luigi Benzi, Rossellini, Lattuada y Antonioni. Todos nos disfrazamos de clowns para que el riminense nos dibujara a placer; sólo para recordar los viejos tiempos en los que el régimen de Mussolinni cedió ante las tropas norteamericanas y abrió una tienda de retratos y caricaturas llamada The Funny Face Shop. También para recordarnos que en el mundo fellinesco se puede “dar golpes contra todo, destrozar cosas, prenderles fuego, revolcarse por el suelo, y nadie te reta sino que todos te aplauden”. Todavía conservo una copia de aquella caricatura. La guardo bajo llave en algún sueño recóndito; pues representa lo que soy y dejé de ser.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Diego Garciarivas. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a La importancia de llamarse Federico Fellini

  1. zelene jazmin dijo:

    pues yo fui a la conferencia buena la mitad, pero a mi se me hizo interesante la ivestigacion poque es difernte eso de la recopilacion de la MUSICA que identifica la migracion del pasis y principal del estado , una pregunta dende puedo comprar el disco tiene onda y el libro

  2. perravida dijo:

    Claudia Cardinale!!!! Mas chula todavía…
    Bueno de que tenía pupila para la fauna femenina la tenía!!!!

  3. perravida dijo:

    Hermoso circo de especímenes humanos !!!!
    SOFIA LOREN QUE BELLEZA!!!!!

    Un besote.

  4. Perravida dijo:

    Buen texto…no sabria definirlo, onirico tal vez pero creo que eso es lo que menos te importa!!! Las definiciones siempre son absurdas…te felicito ampliamente; Fellini logro crear su propio mundo a través del cine y nos lo regala!!!

    Welcome to Fellini´s land!!!
    Un besote artesano…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s