La recuperación del Verbo

“Imperioso, colérico, irascible, extremo en todo, con una imaginación disoluta como nunca se ha visto, ateo al punto del fanatismo, ahí me tenéis en una cáscara de nuez… Mátenme de nuevo o tómenme como soy, porque no cambiaré”.

El ciudadano Sade

El verbo me traiciona. Hace dos semanas que no congenio con él –no soy elocuente como el Gran profeta Mimí. Por eso, en ocasiones me refugio en el desorden de la palabra; en la sicalipsis contenida o en la poesía y la cáustica de Apollinaire y el Marqués de Sade. No me preocupa la situación, sé de antemano que el estreñimiento neuronal mejorará rápidamente al dosificarle durante 120 días de Sodona unas Tetas de Tiresias, un Encantador en Putrefacción; al aplicarle Los once mil falos y unos Alcoholes mientras platico con Justin de las Aventuras de un Joven Don Juan y de las profundidades de la Filosofía del Tocador.

Vaya que mejoraré, una medicina y tratamiento preparados por los doctores Wihlem Apollinaris de Kostrowsitky y Jean-Batiste François Joseph de Sade. El primero, contribuye con un brebaje que se vende en un frasco pequeño que tiene una etiqueta que dice: Oceano de Tierra. El cual tiene estas palabras de extraña caligrafía al dorso “Los pulpos hormiguean alrededor de las murallas, oíd cómo late su triple corazón cómo se estrellan sus picos en los cristales. Casa húmeda, casa ardiente, veloz estación, estación que canta. Los aviones ponen huevos. Cuidado se va a arrojar el ancla. Los pulpos terrestres palpitan. Alrededor de la casa existe ese océano que tú conoces y que jamás descansa”. También se de buena fuente que agrega una microdosis de vouyerismo, necrofilia, elegancia, sadomasoquismo, masturbación, muerte e incesto.

El segundo galeno, recomienda ampliamente una terapia de recuperación psicomotriz inigualable: la fornicación. Esta singular actividad seudo-atlética puede combinarse con una buena sesión de crítica a la monarquía Francesa e incursiones esporádicas a los calabozos de los castillos de Vincennes, Miolans o la Bastilla –siempre y cuando se vaya a la cárcel por ser acusado de cometer excesos en un prostíbulo–. El experto, también considera que el enfermo debe compartir su recuperación y renovada salud, con un amplio sector de la población: doncellas y mancebos, monjas, curas, feligreses, pobres y ricos, niños y viejos, nobles y plebeyos, muy lejos de dios y cerca de los desposeídos.

Después de tal medicina y métodos clínicos tan radicales, creo que los señores deberían ser acreedores post mortem del Premio Nobel. Nadie como ellos, para combinar la farmacología de la poesía y la biología de las palabras que están más allá del erotismo –se que lo último suena a ensayo de O. Paz, y lo es–. Soy especialmente partidario de tal condecoración, por la razón de que me ha permitido en más de una ocasión levantar de la lona al maltrecho y enfermizo Verbo; inyectarle honestidad y sentido común a los pensamientos que aguardan detrás de cada esquina del cuadrilátero para arrojarse sobre su oponente; para que resista 12 rounds como los viejos boxeadores de peso completo que vagaron por el mundo y de los que quedan cada vez menos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Diego Garciarivas. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a La recuperación del Verbo

  1. perravida dijo:

    El ensayo se llama:

    Un más allá erótico: Sade (1994)
    😛
    y ya lo baje en mis e-books…lo leeré esta noche

  2. perravida dijo:

    :p

    OHHHHH, LO PRIMERO YA LO SABÍA! intenté ser creativa con ambas partes los FALOS y JUSTINE…¿Te acuerdas cuando tienen a Justine como corderito a las brasas? JAJAJAJAJAJA!!!

    LITERALMENTE LLENA EN TODOS SUS HUECOS…WOW…debe ser una experiencia extrema y ultra exitante, diria que el solo hecho de pensarlo me emociona hasta sonrojar mis mejillas…

    Caray lo que si no sabía es que Paz tan reaccionario en ocasiones, hubiera escrito sobre SADE WOW, no cabe duda que siempre se aprende algo nuevo!!!
    GRACIAS LO BUSCO YA EN LA RED

    Besos diablito

  3. il.diavolo dijo:

    Los 11 mil falos es de Apollinaire. Por otra parte Paz realizó un ensayo titulado “más allá del erotismo: Marques de Sade”, no es la llama doble

  4. Perravida dijo:

    Ahhhh Justine!!! que daría yo por sentir sobre mi carne el placer sublime del látigo y los once mil falos bañando mi cuerpo!!!! Ahhhh Justine…gime se estruja y disfruta en mi recuerdo!

    ME MOVISTE TODO EL TAPETE NEURONAL AL RECORDARME UNA DE MIS MUCHAS ADICCIONES: LA LITERATURA EROTICA…
    GRACIAS…

    UNA preguntita señor ¿Cuando mencionas a Paz, te refieres a LA LLAMA DOBLE?…mmm si es así hay partes muy interesantes…ya nos escribiremos mas adelante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s