Y sin embargo, se escucha

“Imagínese, lo vio en la radio” era una de mis frases predilectas cuando sintonizaba por las noches la estación ABC Radio. Tenía nueve o diez años cuando le decomisé a mi abuela un aparato de transistores marca General electric, metálico en su totalidad y con forro de piel escarlata –así es, me tocaron los transistores-. La rutina era sencilla, escondía el aparato debajo de la cama y cuando apagaban las luces, lo ponía bajo la almohada y lo encendía, entonces comenzaba a girar milimétricamente la perilla en busca de algún sonido coherente. Gracias a ello, pude escuchar estaciones de música de lugares tan disímbolos como el norte del país, naciones caribeñas, el sur de Estados Unidos y algunas de ciudades francófonas, partidos de beisbol de los Venados de Yucatán, música clásica, jazz, afro antillana, norteñas, capsulas de opinión sobre ciencia, política y arte –bienaventurada Radio Unam- .

Tal costumbre sobrevive hasta hoy con otros matices; si bien no me duermo con un aparato receptor bajo la oreja, la radio constituye el principal medio de comunicación que utilizo –no tengo televisor por cuestiones prácticas y de salud- y seguiré usando. Antes de seguir escribiendo del tema, voy a enumerar a manera de glosario innecesario pero básico para entendernos mejor, los tipos de radio –pues el fenómeno es heterogéneo- que podemos encontrar: radio arte, comercial (privada, concesionaria), comunitaria, étnica, cultural, educativa, experimental, oficial, permisionaria, pirata, pública y universitaria. Una vez que hemos reconocido tal diversidad, deseo resaltar su importancia a lo largo de los acontecimientos históricos mundiales, en la realidad social inmediata de los habitantes del orbe: especialmente de los que vivimos en América Latina y las dificultades que enfrenta en el presente en nuestro país.

Durante la segunda guerra mundial, la radio se consolidó en una estrategia militar y política en si misma. A. Hitler, antes del conflicto armado ya había escrito en su obra Mein Kampf: “es un arma terrible en manos de quienes sepan hacer usa de ella”. Por ello, una de sus primeras acciones al alcanzar la cancillería fue apropiarse de las ondas hertzianas y nombrar al frente del Ministerio de Educación Popular y Propaganda, nada más y nada menos que a Joseph Goebbels; quien en 1939 prohibió escuchar cualquier tipo de emisión extranjera y la retransmisión de Jazz. En los años más álgidos del conflicto armado, la radio cumplió dos funciones principales: la de fungir como un instrumento de propaganda y guerra sicológica y la de establecer contacto y cooperación entre las fuerzas aliadas y la resistencia anti nazi. Tres ejemplos de lo anterior, fue la importante labor de la BBC (Inglesa) en contra de la propaganda nazi, la cual contó con la colaboración de personas como Aldous Huxley, Bernard Shaw, y H.G. Wells; el papel que desempeño al interior de Alemania durante la guerra para la organización de ciudadanos disidentes que conformaron la célebre “resistencia de Munich”; asimismo, en 1944 se trasmitieron mensajes codificados que anunciaban el desembarco aliado en las playas de Normandía: “Los largos sollozos de los violines de otoño, lastiman mi corazón con una languidez monótona”, fue la señal de la acción inmediata.

Otros casos posteriores, pero no menos significativos del uso de la radio con fines político militares fueron Cuba, la “caída” de la Ex URSS y Servia. En el caso de la revolución cubana, podemos mencionar la importancia que tuvo Radio Rebelde, para crear y mantener una base de apoyo social al movimiento armado, en particular cuando los barbudos se encontraban en la Sierra Maestra, y la difusión de la ideología socialista después del derrocamiento de Batista. El segundo caso no es de mi agrado, pero debe mencionarse: después de la guerra fría los gobiernos occidentales encabezados con E.U. promovieron y financiaron el funcionamiento de radios “clandestinas” o “negras” en contra de los ex regímenes soviéticos; la invasión fue más poderosa que la militar -Aquellos aptos para la guerra someten al ejército enemigo sin batalla, escribió Sun Tzu hace siglos-. Por último, se encuentra la situación de Servia: a finales de 1996, el presidente Servio, Slodbodan Milosevic, tomó medidas drásticas sobre los medios independientes durante las movilizaciones opositoras, en protesta a la anulación de su gobierno y la victoria de la oposición en las contiendas electorales municipales de Servia ¿Les suena familiar, Chile, México, Argentina?

Como se puede apreciar, la radio tiene usos antagónicos, pero ¿Qué sucede con la radio en nuestro terruño, qué papel desempeña, qué compromisos asume? Aquí viene la utilidad de haber diferenciado anteriormente el tipo de contenidos que puede ofrecernos. Por una parte, encontramos las radiodifusoras que se encargan de operar con fines de lucro y en general difunden productos culturales e ideológicos afines al gobierno en turno; también se hayan aquellas que, con financiamiento oficial o no, procuran prestar un servicio a la comunidad sin fines de lucro y fortalecen ciertos valores democráticos adecuados al sistema político; en “contraposición”, existen las radiodifusoras que basan su esquema en la coparticipación con la sociedad y erigen de manera conjunta un proyecto alternativo al status quo. Casos de las últimas encontramos a radios comunitarias en diversos municipios y las que operan a través de internet -las cuales en su mayoría han logrado éxito, gracias a las posibilidades que brinda este medio para la convergencia de movimientos sociales producto de la descentralización y desterritorialidad de la Red-.

Lo anterior, responde a dos fenómenos inevitables y apuestos: el dominio de los medios y la homogeneización cultural y la cultura popular que se opone al poder de las industrias mediáticas internacionales y da rienda suelta a demandas de interés popular. Lamentablemente en nuestro país se privilegian los intereses de los consorcios radiofónicos de mayor capacidad comercial y se censura y reprime a comunicadores críticos y a estaciones locales o comunitarias; tal es la situación que sufrieron periodistas como Carmen Aristegui –el caso más sonado, más no el más representativo- y radiodifusoras como Radio Santa María Tlahuitoltepec, Oaxaca, La Volador, Amecameca, de Jalisco Radio Santa María Zapotitlán, Emisora Zona Cero y Radiografía de Tolimán, otra emisora es Radio Tierra y Libertad, la cual fue ocupada por la Policía Federal Preventiva en la víspera del Día de la libre expresión, demostrando con ello que se aplica la ley discrecionalmente y que el gobierno se pasa por el arco del triunfo el Artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que da a todos el derecho a “Investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas sin limitación de fronteras y por cualquier medio de expresión”. Situación opuesta a este clima represivo son países como Bolivia y Brasil, los cuales han trabajado en la creación de leyes e instancias gubernamentales que fomentan las radios comunitarias.

Aunado a lo anterior, las radiodifusoras mexicanas que transmiten en AM se enfrentan a la difícil situación que representa “la convergencia digital”, esto es, el 57% de las estaciones existentes trasmiten en sistema analógico y rangos de frecuencia muy bajos, lo que le impide su incorporación al sistema digital. En resumen, es evidente que todos debemos actuar para hacer frente a la crisis que padece la radio y los derechos sociales en materia de radiodifusión, todos tenemos una trinchera, ya seamos locutores, productores, directores de estación o radioescuchas como es mi caso, porque de otra manera frases como “Imagínese, lo vio en la radio” serán mera nostalgia superflua y estaremos a un solo paso de la dependencia cultural total. La primera acción es muy sencilla, prendan su radio y apaguen la televisión, comiencen a escuchar las ondas que surcan por cada centímetro de aire que los rodea y a ustedes mismos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Diego Garciarivas. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Y sin embargo, se escucha

  1. Diego Garciarivas dijo:

    Gracias por tus comentarios Vicue, si deseas escribir sobre otros temas, tienes la puerta totalmente abierta.

  2. Vicue_68 dijo:

    La radio ha sido y será un instrumento que desde sus origenes ha sido valorado por las elites gubernamentales para la imposición de su ideología (La URSS, la España franquista, Alemania Nazi, etc) . Su influencia ha sido vasta y desde los años 20 y 30 del siglo pasado ha dejado o marcado el comportamiento de la sociedad en todo el planeta, bien dices que existen diversas categorias de radiodifusoras con base en su función social, al igual que ustedes yo ingrese al mundo de la radio a partir de un radio grabador que me permitio escuchar en AM estaciones de radio en lugares tan diversos como Guatemala, Cuba, Estados Unidos, Venezuela y diversos estados de México, ello desperto la curiosidad de conocer más aprendí a escuchar radio de onda corta conociendo expresiones tan diversas y ricas de otras partes del mundo, principalmente europeas BBC, Radio Netherlads, Deutche Welle.
    Sin embargo la radio esta pasando en nuestro pais un momento muy dificil, pero también muy esperanzador, existen nuevos canales para la difusión de ideas culturales diferentes a la uniformidad que desde la independencia se nos quiere imponer a todos; si bien existe y, en todo momento historico ha sido así, represión ante las voces que se atreven a disentir de la corriente oficial. Hoy en día la tecnología permite brindar alternativas para poder expresar las ideas, para encontrar una revaloración y difusión de las culturas tradicionales y expresiones alternativas de la sociedad pues no todo se circunscribe a las comunidades rurales o etnicas, se está dando esta busqueda en las radios comuntarias, en las educativas e incluso en contados casos en donde las radios “comerciales” brindan un servicio que permite a la población difundir su identidad. Si bien estos canales pueden parecer mínimos la sociedad en su conjunto y todos estos grupos, de los que formamos parte, pues necesitamos de estas voces; nos encontramos en la busqueda de espacios (Internet como base primordial de este esfuerzo) que den paso a la difusión y expresión de las ideas, tradiciones y manifestación de sus puntos de vista.
    El proyecto de ley de medios de Beltrones solamente beneficia a las cadenas privadas y pasa por alto a la radio comunitaria, educativa y cultural en el país. Condena a la AM a no modernizarse a no entrar en la era de la digitalización pues no promueve la busqueda de trabajo u operación que se encuentran vigentes en Europa o Estados Unidos.
    Por lo anterior el único canal que podemos buscar es continuar con la “promoción” y “creación” de radios alternativas en AM, con sus limitaciones, o internet pues tal parece que la FM queda prohibida para la Voz (con mayúsculas) de los que disienten de lo que “deben ” ser los medios radiofónicos.
    No todo está perdido para ellos.
    El poder no sólo lo ejerce el gobierno sea del partido que sea, pues tan conservadores son los azules como los amarillos, entendiendo por conservador el deseo de mantener el statu quo.
    La alternativa es continuar esa lucha diaria tanto del que genera contenidos y los difuende como de nosotros como radioescuchas que tenemos el poder de decidir lo que como sociedad deseamos conocer.
    Bien por este Blog, por sus comentarios y permitir que recordando momentos de diversión y esparcimiento que viví pueda expresar lo que veo para la sociedad de mi país.

  3. Perravida dijo:

    ¡Que impresionante carajo! ¿Donde se quedo la pretendida libertad de expresión en México?
    No en valde dicen que en México el trabajo más peligroso es ser REPORTERO O PERIODISTA.
    Aunque claro cuando eres periodista corrupto que acepta el chayotazo pues ni quien te diga nada. Pinches hijitos del poder.

  4. Diego Garciarivas dijo:

    Otro caso lamentable de agresiones en contra de las Radios comunitarias en nuetro país, es el asesinato el pasado mes de abril de las locutoras en oaxaca.

    Boletín del Centro de Apoyo Comunitario Trabajando Unidos “CACTUS”

    Municipio Autonomo de San Juan Copala, Oaxaca–Rumbo a la comunidad de Llano Juárez en la zona Triqui fueron emboscadas y asesinadas dos locutoras de la Radio Comunitaria del Municipio Autónomo de San Juan Copala; “La voz que rompe el silencio”. En el ataque fueron heridas otras cuatro personas, entre ellas dos menores de edad.

    Otra nota, de una radio en Boston, que si bien está en inglés es la más completa.

    Two Radio Reporters Murdered in Oaxaca
    by Sofia Jarrin

    Email: sofiajt (nospam) yahoo.com (unverified!)

    10 Apr 2008 On April 7, two radio reporters from a community radio were ambushed in Putla de Guerrero, Oaxaca, and shot to death. Teresa Bautista Flores, 24, and Felicitas Martínez, 20, two women journalists working for La Voz que Rompe el Silencio (The Voice that Breaks the Silence), were murdered allegedly by paramilitary forces. Three other people were wounded in the shooting: Jaciel Vázquez, aged 3, and his parents.

    Triqui women in the Oaxaca zocalo. Photo: D.R. 2006 Nancy Davies.
    In an interview with Radio Bemba in Sonora, Mexico, Jorge Albino, coordinator of La Voz que Rompe el Silencio said that the radio station had been receiving death threats since its inception. The station was inagurated on January 20 to serve the Trique indigenous community in San Juan Copala, a year after the locality was granted administrative autonomy.

    The Mexican branch of the World Association of Community Radio Broadcasters (AMARC) said there have been acts of violence against other small radio stations belonging to indigenous groups in Oaxaca, such as Radio Nandia in 2006 and Radio Calenda in 2007. Reporters Without Borders, an international organization created to defend press freedom and journalists under threat, reported that risks run by the press in Oaxaca state are common, where the political climate continues to be tense.

    Two journalists were murdered in Oaxaca during a major wave of protests against state governor Ulíses Ruiz Ortíz in 2006. They were Indymedia reporter and U.S. citizen Bradley Will, and Raúl Marcial Pérez, an indigenous community leader and columnist for the regional daily El Gráfico. No one has been brought to justice for their murders.

    La Voz que Rompe el Silencio is considered a vital instrument to establish peace in the region, said Jorge Albino in his interview with Radio Bemba. “The blood of our colleagues were not shed in vain. In fact, it is with their blood that we will continue our work, boost the radio for the betterment of the Triquis community,” he said.

    Oaxacan women rose to international prominence in 2006 when they led the takeover of a TV station during the people’s uprising in Oaxaca city. What started as a women-only march on August 1, culminated in the peaceful seizing of the state-owned television station, Channel 9. For three months, they collectively ran the station and opened a forum of discussion on the airwaves previously innaccesible to the community. Their media revolution was only haltered when the Mexican government decided to attack their own station, destroying the antenna and effectively taking them off the air. Taking over the communications broadcasting system, including several radio stations, has been heralded as a symbol of the popular movement in Oaxaca.

    The Triqui indigenous people of San Juan Copala in southern Oaxaca, saw their first radio station, La Voz que Rompe el Silencio, as a major victory of their struggle. When the community declared itself an autonomous region on January 21, 2007, it vowed to stay independent from any party affiliation or influence, creating even a Police of the Community (Policia Comunitaria) to replace government armed forces in the region. The radio was to serve the Triquis people to promote unity, overcome conflicts, and encourage communication among communities, including those that are not formally members of the autonomous region. The radio stressed from the beginning the importance of promoting diversity within the station with the participation of women and particularly, the youth.

    Jorge Albino reported to Radio Bemba that the two murdered journalists were in fact focusing on the process of indigenous autonomy, including health and bilingual education. Fearing the state of impunity in the region, radio administrators have circumvented local authorities and requested a federal investigation into the murders.

  5. Perravida dijo:

    ayyy pero si el gordo sapo ceguetón es como los dibujitos de Rius del tipico líder charro y corruptote.

  6. Diego Garciarivas dijo:

    Dicha estación es de los ejemplos más claros del uso de los medios para generar capital político y negociar prenvendas institucionales. En lo personal me tocó presenciar en varias ocasiones el doble discurso del afamado Profr. Juan Barbaján, pues por una parte “prestaba un servicio de denuncia ciudadana”, pero por el otro a cambio de cierta mesura o silencio solicitaba apoyos directos para sus familiares y esta persona es sólo un pequeño engrane de la maquinaria de la corrpción del sistema político y los medios comerciales.

  7. Perravida dijo:

    Ayyyy que hermosos recuerdos, el de mi abuelita era negro completamente y tenía una asa para llevarlo a donde quisieras!!!

    pero no solo deseo quedarme en el recuerdo, en las radionovelas, o en el Kaliman o la tremenda corte o la música que llegó para quedarse; si no deseo tambien felicitarte por la amplitud de conocimientos que compartes en esta entrada e invitarnos a la reflexión sobre la situación actual de las radiodifusoras locales y nacionales…y cómo podemos nosotros cambiar o impulsar el cambio en el tipo de radio que deseamos escuchar. ¿Que me dices de super estereo Miled y sus halcones de la información? Para mí es uno de los casos más notables donde los medios de comunicación influyen para mal, sobre la opinion ciudadana y su persepcion de los eventos políticos y sociales de nuestro maltrecho Estado de México.

    Besos y de nuevo felicidades

  8. Diego Garciarivas dijo:

    Tal fue el conflicto con Radio Martí que Estados Unidos y Cuba tuvieron que firmar el Tratado Norteamericano de los Medios Electrónicos. Otra realidad que no mencioné en el texto, es la de los medios internacionales y las intenciones de los famosos “broadcasting”, en fin, el tema es muy amplio. Gracias por los comentarios.

  9. Ambaramarillo dijo:

    Como siempre nos invitas a recordar, relacionar, reflexionar y muchas otras acciones. Igual que tú fui una aficonada a la rdio desde muy pequeña, en mi caso fue un ragalo por haber concluido la primaria y era verde pistache, motorola.
    Se convirtió en mi inseparable compañero, sobre todo durante la adolescencia en que uno parece no sentirse acompañada aunque esté rodeada de gente todo el tiempo, y así pude conocer cantidad de países a través de su música. Fue además la fuente de inspiración ante los primeros amores juveniles y su fuanción ha cambiadoa lo largo de mi vida.
    Cuando por diversas razones conocí y escuché radios comunitarias fue tanto un descubrimeinto como una valoración del trabajo que realizan y que al estado molesta tanto, el hecho de escuchar dentro de la misma programación hablar en raramuri, español y la lengua de los menonitas era importante, daba a todos el mismo grado de importancia y eso, ya es mismo eera un signo diferente.
    Más tarde y ya con una visión diferente, no solo escuché las emisiones en tzeltal, tzotzik, chol, tojolabal sino que entendí que no se trataba unicamente de la lengua, cada una de ellas responde a una comovisión específica y también abierta o veladamente a todo un proyecto político y cultural.
    En cuanto al uso que se le ha dado, concuerdo en que ha sido diverso e incluso antagónico, solo habría que recordar a Radio Martí que por años fue desde donde se dirigía toda la propaganda en contra de la Revolución cubana. Creo que ella logró crear todo una ola opositora al régimen castrista, no se si aún exista pero el papel que jugó fue determinante.
    En fin habría muchas cosas que decir, pero me quedo con lo que escribes acerca de la necesidad de luchar por tener la radio que queremos, que necesitamos y no la que nos imponen los propietarios de los medios y sus ” socios”, lease, políticos, iglesias y trasnacionales además que tengamos clara la penetración de este emdio en un amplio público ajeno a los verdaderos fines del mismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s