De Dios nunca muere a Fandangos de Ébano

Uno de los recuerdos musicales más antiguos y significativos que tengo son dos composiciones, Dios nunca muere y la canción mixteca, la primera escrita por Macedonio Alcalá y la segunda por José López Alavés, quien por cierto tiene un monumento en la alameda de la ciudad de Santiago de Querétaro en el lugar en que la escribió.

Ambas son verdaderos himnos regionales oaxaqueños y la segunda también para muchos migrantes que se identifican con su letra cuando la añoranza por el terruño, se hace presente.

Después he conocido y disfrutado las más diversas expresiones musicales pero no era consciente de mi amor por esa formación primigenia hasta que el año pasado, durante la Semana Santa, decidí asistir a un concierto en el centro de la ciudad de Oaxaca, fue una mañana soleada, con cielo límpido y extremadamente azul, a la sobra de los centenarios laureles de la plaza central, la banda de Seguridad pública inició su concierto con la pieza obligada, Dios nunca muere, dado que es un himno para los oaxaqueños todos se pusieron de pié, nosotras hicimos lo mismo.

Se iniciaron los acordes suaves y después poco a poco se intensificaron, una serie de sensaciones se apoderaron de mí, los acordes se convertían en resonancias corporales, no era metafórico sino tan real, que el sonido de los platillos, el timbal, las trompetas y todos los instrumentos producían la contracción de diversos órganos, todo se me movía internamente, pareciera la respuesta a un código inscrito con antelación que sin reconocer explícitamente, reaparece a la menor provocación.

Era el sonido pero también era el recuerdo, la asociación con seres queridos, muy significativos , que murieron hace varios años, era la emergencia de una cultura aparentemente ignorada pero que estaba allí, más presente que nunca, era el entender el porque de mi curiosidad por conocer y disfrutar la poesía indígena de mazatecos, zapotecos, mixtecos, mixes y de otras etnias del estado, era entender el increíble disfrute de un viaje por los diversos ecosistemas en que se asientan los mazatecos, eso y muchas otras cosas.

Toda esta amalgama de sentimientos provocaron que involuntariamente empezara a llorar, silenciosamente las lagrimas recorrieron mi rostro, pero eran tan abundantes que

ni intenté enjugarlas, mi amiga volteó a verme pero no dijo nada, esperó hasta que yo pudiera y quisiera comentarlo, y cuando lo hice puse en claro, para mi misma, lo que la música produce en mí, en especial esta música y de allí nació el deseo e interés por profundizar el conocimiento que tenía de ella.

Ya para un curso de cultura en México, con profesores bilingües norteamericanos me había hecho de los discos que el INAH tiene de la región, La colección se llama Testimonio musical de México, y además de la Guelaguetza, editaron acerca de la música del Istmo de Tehuantepec, en el se presentan sones y canciones huaves, mixes y zapotas.

En el número 12 de la misma colección se da cuenta de sones, marchas, peteneras, fandangos, valses y otros géneros musicales interpretados por la banda mixe de Totontepec. Vale la pena aclarar que las bandas de viento son muy importantes para Oaxaca desde mediados del siglo XIX , cuando fueron dotadas las comunidades indias de instrumentos musicales para formar sus bandas y desde entonces, se convirtieron en un instrumento que se hereda de padres a hijos y es esta música la que los acompaña desde el nacimiento hasta la muerte.

La búsqueda iniciada ha significado un enriquecimiento increíble, tanto musical como culturalmente además de sorprenderme por la gran actividad de rescate y revaloración de las diversas culturas indias del país.

Encontré que existen asociaciones civiles como Xquenda , la Fundación Todos por el Istmo a.c que tienen un magnífico trabajo de investigación que no queda para el limitado espacio de los investigadores profesionales sino que se ha hecho del “dominio público” a través de materiales discográficos de magnífica calidad además de los conciertos en vivo, en diversos espacios culturales. Otro aspecto que llama poderosamente mi atención, en el caso de la organización Xquenda es el trabajo de investigación participativa y no aquella vertiente que investiga a los sujetos como verdaderos “objetos”.

También es muy alentador conocer que se hayan fundado espacios educativos que impulsan la música tradicional de los pueblos, el caso sobresaliente es el Centro de Capacitación musical y desarrollo de la Cultura Mixe que en colaboración con Xqueda editó el cd titulado, Sones de Tierra y Nube en el cual los niños y niñas mixes hacen alarde se ejecución instrumental.

Como parte del trabajo de Xquenda se editó otro disco en que los niños son la figura protagónica, el titulo es Son de la tierra con el grupo Gúugu Huíni. Una pequeña parte de la información adicional de este disco dice, la música autóctona de los pueblos del Istmo se sintetiza en tres instrumentos elaborados esencialmente con materiales tomados de la naturaleza: el carrizo, convertido en flauta de armónica dulzura, el caparazón de tortugas percutido con cuernos de ciervo joven y el tambor construido con un tronco hueco con membranas de piel en sus extremos, percutido con dos varas de palo tallados.

A pesar de que pudiera pensarse que el usar instrumentos tan sencillos haría poco interesante la ejecución, no es así, la música asociada a elementos del entorno natural del Istmo es bella y vale la pena escucharla.

Alma de la organización y cantante de lo investigado es la joven oaxaqueña Susana Harp quie tiene en su haber varios discos entre ellos Xquenda, Arriba del cielo, Béele Crúu ( Cruz del cielo) y el más reciente, Fandangos de Ébano.

En el primer disco Susana Harp presenta, tanto canciones sin autor que son del dominio popular y retoma otras escritas por el gran Andrés Henestrosa y el reconocido Álvaro Carrillo.

En el segundo titulado Arriba del Cielo se presentan arrullos, rondas, juegos, nanas y cantos para niños, los hay en español zapoteco, mixteco y nahuatl aunque éste último parecería fuera de lugar, nos comprueba que toda cultura tiene reservado un espacio creativo y recreativo para sus niños, además la voz y sensibilidad de la interprete les da un toque muy especial.

El disco titulado Béele Crúu es magnífico, en el se da cuenta de la producción musical de diversas regiones de Oaxaca, lo mismo la música zapoteca de los valles y del Istmo, la mazateca de la región de Huautla, la de la zona limítrofe con Veracruz en donde el arpa es el alma de la interpretación, la famosa chilena de la costa que yo creía originaria de nuestro país y que como su nombre lo indica es de Chile y llegó a nuestras costas durante la época colonial debido al comercio entre los diversos virreinatos, también hay una muestra interesante de compositores contemporáneos con propuestas muy interesantes, los arreglos son de primera, el disco cierra con una riquísima versión del danzón Nereidas compuesto por un oaxaqueño.

En cuanto a Fandangos de Ébano también es muy interesante, bien musicalizado, muy bien interpretado, el contenido da cuanta de una de las raíces culturales de Oaxaca importantes y generalmente desconocida, la africana, lo mismo escuchamos chilenas que boleros, gustos, arrullos y canciones con un acompañamiento de percusiones que de forma indiscutible nos remite a la sonoridad negra.

En cuanto a lo producido por la Fundación Todos por el Istmo a.c solo conozco el trabajo hecho por Georgina Meneses también magnifica interprete, en su disco Hasta hoy estoy contigo, hace un homenaje a uno de los más populares músicos de la zona Istmeña, Jesús Chu Rasgado.

Esta es una pequeña muestra de la riqueza cultural-musical de Oaxaca, para finalizar tomo dos renglones de la solapa de unos de los discos. Con la música se nombra y significa el mundo en que se habita. Si los oaxaqueños dejaran de tocar, dejarían de vivir, dejarían de ser.

Esta entrada fue publicada en ambar amarillo. Guarda el enlace permanente.

16 respuestas a De Dios nunca muere a Fandangos de Ébano

  1. ambaramarillo dijo:

    Andrea, te agradezco la información y visitaré la página a la brevedad, ahora por lo menos ya tengo un disco más de ella que cuando escribí este texto.

  2. ANDREA dijo:

    GRACIAS POR TUS PALABRAS . REALMENTE INTERESANTES . ME HUBIERA GUSTADO QUE AHONDARAS MÁS EN EL TRABAJO DE GEORGINA MENESES .
    POR SI ALGUN DÍA TIENES TIEMPO , TE RECOMIENDO QUE TE ACERQUES A SU OBRA :www.geomeneses.com

  3. ambar amarillo dijo:

    En cuanto a los “arreglos” no tengo elementos para refutar o afirmar lo que dices pero lo que si se es que el espíritu de la marinera “peruana” es el mismo de la tradicional chilena que son la misma modalidad musical solo que se desarrolaron en espacios diversos y con algunas diferencias, en ocasiones mínimas.
    Hace tiempo al darme cuenta de que mis amigos peruano escuchaban música que yo creí de la costa de Oaxaca, chilenas,los felicité por escuchar música de mi país, me aclararon que eran marineras y el comparti y comentar acerca de ésto nos llevó a la conclusión arriba anotada, es el mismo ritmo que se popularizo a lo largo de la costa pacífica, desde Chile hasta Oaxaca-Guerrero en México.

  4. collagua dijo:

    Acabo de escuchar el disco “fandangos de ébano” de Susana Harp , y la verdad es que varios temas toman mucho de los arreglos e instrumentación del landó afroperuano y la marinera peruana. No se parace, el sonido de los “arreglos” es casi igual. No sé hasta qué punto esto de las no-fronteras de la música sirve para presentar el trabajo de décadas de desarrollo musical afroperuano, como propio

  5. Anónimo dijo:

    Quui ErO la canciOn de dios nuk muere ii no la encuntro zhale ehh

  6. ambar amarillo dijo:

    Hola Juan:
    En este momento precisamente estoy escuchando un disco de Mario López, el titulo Juchitán de Amores, un compilación de canciones de amor cantadas en español y otras en mazateco, buenísimo para bailar.
    Tengo otros de la orqusta Princesa Donahi si deseas en la semana te envio más información.
    En cuanto al grupo que entrevistaron en canal 11 no tengo el dato, rara vez veo televisión pero si finalmente lo sabes, favor darme la referencia.

  7. Excelente remembranza que haces del artìculo, quiero conocer los diferentes grupos de musica que existen en la regiòn, hace poco entrevistaron en canal 11 del politecnico a un grupo de la regiòn si sabes el nombre podràs ayudarme bay.

  8. ambar amarillo dijo:

    No Citlalli, trabajo para una institución educativa y lo que hago con respecto a la música es un interés muy personal pues es una de mis pasiones.
    De cualquier manera si quieres información acerca de Huapango en Querétaro sería conveniente te pongas en contacto con Culturas Populares del Estado, ellos tienen el contacto con la expereiencia de los niños triquis queretanos, en especial contactate con Enrique Barajas o con Agustín Escobar.
    También se que Guillermo Velázquez trabaja peridicamente talleres de composición de huapango con jóvenes así que sería muy interesante te pongas en contaco con él o con su hermano Eleazar.
    Por lo que toca a eta página me da gusto saber que te parece interesante, yo fui invitada a escribir en ella por Diego, su creador.
    Pronto aparecerá otro texto mio acerca de música en el mundo especialmente de América Latina, espero lo leas, estamos en contacto

  9. Citlalli dijo:

    qué tal Ambar. interesantes tus notas sobre música, qué bien que pongas tanto feeling en este asunto. encontré los motivos de la marea buscando bibliografía sobre huapango, y di con algunas referencias tuyas. mi pregunta es si trabajas en alguna asociación que tenga que ver con la música (por lo que mencionas respecto al trabajo con jóvenes) me interesa conocer si en Querétaro se realizan este tipo de esfuerzos.

    saludos, chido el trabajo del blog en general!

  10. ambar amarillo dijo:

    Mil gracias Abel, que bueno que el trabajo de difundir nuestra cultura sea también importante para tí porque eso significa que, por la labor que hacen en diferentes niveles educativos, está asegurado que en algunas escuelas de esta ciudad hay alguien más que trabajará en cuanto a dar a conocer lo que compartí en este texto y si el compromiso es difundir, con gusto presto materiales de apoyo

  11. Abel dijo:

    A mi distinguida compañera de trabajo, Ambar:

    Quiero decirte que estoy muy emocionado desde que lei tus notas y mas al escuchar la canción, realmente es un trabajo invaluable porque recuperas la esencia de nuestro pueblo, la enorme particularidad que nos han heredado nuestros pueblos y que embaucados con lo comercial no volteamos hacia atrás que es nuestra raíz y nos ha forjado como nación.
    Te felicito enormemente porque hoy me has sorprendido más de lo que se que eres capaz de hacer por la cultura mexicana que sigue siendo tan extensa y olvidada por muchos, o a lo mejor no tiene tiempo o acceso a ella. Prometo conseguir mas musica y divulgarla donde trabajo con los cientos de jóvenes y adolescentes que estén a mi alcance.
    Un abrazo por siempre.

  12. ambar amarillo dijo:

    Celebro que el texto te haya gustado sobre todo porque hace algún tiempo era difícil para tí, entender y aceptar esta identidad regional tan arraigaday al no entenderla la ignorabas o la rehuían.
    Sin embargo el conocimeinto nos lleva a valorar lo que las y los otros viven y gozan, de allí la posterior identificación y si no, por lo menos el respeto que ya es una gran avance. Espero compartas el texto con oaxaqueños, no solo de corazón, sino de nacimiento que puedan enriquecerlo y/ o compartir otros elementos.

  13. Martha dijo:

    Ambar Amarillo:

    Yo no se si a este género se le llama etnomusicología, honestamente eso es lo de menos, yo le llamaría el Paraiso si es que este existe. Gracias por compartir conmigo este momento sublime, rico en emociones, la verdad es que me transportó a otro lugar, no se a donde porque las lágrimas no me lo pemitieron.
    Gracias Ambar por este regalo maravilloso que compartes con todos y que tomaste prestado del pueblo oaxaqueño tan grande, tan castigado y tan digno.
    Te felicito de verdad por rescatar la cultura oaxaqueña en su máxima expresión.

  14. ambar amarillo dijo:

    Diego que bueno que te haya gustado y gracias por ayudarme agregando la música, creo que el resultado es el trabajo conjunto , para mí es altamente gratificante dado que es una de los objetivos a lograr con un grupo de las y los jóvenes con los que trabajo y se debe iniciar con la experiencia propia.
    En cuanto a que en toda comunidad oaxaqueña por pequeña que sea tiene músicos, es verdad y es un fenómeno histórico, a mediado del siglo XIX gobernó nuestro país Benito Juárez, el afamado primer presidente indio de México y a finales del mismo siglo e incios del XX Porfirio Díaz, ambos oaxaqueños e interesados en que la población de sus entidades tuvieran acceso a ” la cultura” por lo que fueron asignados desde el gobierno federal, instrumentos a cada comunidad para que formaran su banda.
    Por supuesto la migración ha ido desmantelando estas bandas tradicionales, soporte de la identidad, pero por fortuna, como lo comentaba se ha inciado el trabajo con niños y jovenes con el afán de que haya continuidad.
    El año pasado por el mes de octubre se llevó a cabo aquí la Semana de las culturas populares, llamó poderosamente mi atención, el ver como parte del programa , un “concierto demostrativo” de triquis queretanos, después de la audición platiqué con ellos y son jovenes nacidos en Querétaro, ” educados” en Querétaro pero hijos de triquis y por tanto de cultura triqui.
    Esto ha sido aprovechado por una música extranjera que conociendo los antecedentes musicales y tradicionaesl de los jóvenes , los ha organizado para formar profesionalmente una banda, me pareció un muy buen logro.
    Además la música que interpretaron fue de la más tradicinal en su región, todos los triquis que viven en la ciudad se congregaron, te puedes imaginar su emoción? la significación del hecho?

  15. E.Leonor Bautista. dijo:

    Reconosco que Oaxaca es uno de los lugares tan vivos y extensos en colores ,olores,coloridos,sonidos y texturas en lo que hace sentirnos vivos y en lo personal vivir intensamente cada uno de ellos ,en especial la música, comida y sus pinturas hacen que me enamoré aun mas de la vida ,en el texto que escribes ambar amarillo me hace recordar en mi niñez cuando está música me alegraba ,hoy se le conoce como etnomusicología ,pero no tan sólo son vibraciones y sonidos más ,es musica armonizante tanto para nuestra palabra como para el cuerpo y el espiritu .
    Es respetable reconoser que la música de estos autores son nuestra cultura ,nuestra raíz que no es necesario pertenecer o nacer en una ednia o comunidad para disfrutarla ya que con ella tambien se nace y se forma un gusto por ella.

  16. Creo que el asunto de la etnomusicología se te da naturalito. Muy buen post. Estoy de acuerdo que para los oaxaqueños el asunto de la música es una cosa vital. En lo personal cuando he visitado diversos municipios de ese Estado, en todas o casi todas las comunidades por pequeñas que sean existe una pequeña “banda” o algún habitante que toque cualquier tipo de instrumento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s