Putumayo y la música del mundo.

Fue hace varios años que buscando música me encontré con un disco de Putumayo World Music, llamado Women of spirit que presenta canciones de diversos países, lo común es que todas las interpretaciones las hacen mujeres con magnificas voces, fue allí en donde descubrí a Susana Baca que interpreta un tema reconocido de la música negra del Perú que en lo personal me gusta mucho, hasta ese momento yo únicamente conocía a Nicomedes Santa Cruz, Eva Hayllon y otras cantantes de la misma generación.

Había buscado con ahínco más música de la costa peruana sin lograrlo, así que con la referencia busqué y lo que encontré fue un tesoro, dos discos de ella, y digo tesoro dado que una de las principales actividades de Susana Baca es el rescate de la música negra así como la difusión de la misma y en estos discos estaba presente todo este trabajo.

El disco además tiene una información muy completa de las o los intérpretes así como de los diversos géneros musicales que se interpretan, lo que viene a ser un proceso educativo muy interesante pues al contextualizar uno aprende muchas cosas además de disfrutar la música.

Animada por ello cuando encontré con el mismo sello disquero el titulo Cape Verde no dudé en comprarlo, fue otro regalo pues pude apreciar la música caboverdina de la que lo único que conocía es que Cesaria Evora la cantaba. Pude escuchar a otros interpretes como: Ana Firmino, Nana Matias, Boy Gé Mendes y otros , todos ellos interpretan una música muy rítmica, fusión de elementos musicales portugueses, africanos y brasileños , el producto es un estilo muy propio de estos artistas africanos. Pero además conocí en donde estaba este país que no existía cuando me aprendí la división política de África, además de toda una serie de información referente a este país.

De allí en adelante he comprado varios discos de la misma colección y cuando escuché el dedicado a Colombia entendí porque el nombre de la compañía, el director de la misma escribió en la introducción: Miro hacia atrás y me parece que fue hace siglos cuando estuve sentado a orillas del río Putumayo, al sur de Colombia, en un gloriosos atardecer del año de 1974. Los pájaros revoloteaban en lo alto de los Andes como telón de fondo, mientras los indios del lugar regresaban de los campos y empezaban a prepara las celebraciones del carnaval. No me era posible imaginar una imagen más hermosa. El mundo parecía un lugar perfecto.

Poco tiempo después decidió difundir la música de diferentes lugares del mundo y nos insta a que busquemos nuestro propio Putumayo que nos inspire para ayudar a construir un mundo donde la diversidad se aprecie y se fomente.

En este disco de Colombia pude escuchar los ritmos más famosos de Colombia, cumbia, porro, vallenato y salsa. Algunos de ellos me eran conocidos pero del porro nunca había escuchado ni el nombre del género.

A manera de ejemplo tomaré a uno de los intérpretes incluidos en el disco, se trata de Joe Arroyo. No canta la canción incluida en el disco pero si otra que muestra el tipo de ritmo que maneja.

Desde entonces me dediqué a buscar la discografía acerca de la música Latina, empecé con Latino, Latino, la compilación, como en el caso de todas es de alguna manera arbitraria sin embargo muy representativa, los interpretes en este disco son grandes figuras como Oscar D´Leon, Poncho Sánchez, Mongo Santamaría, Willie Colón, Toto la Momposina que ya conocía pero descubrí a otros muy buenos como Ricardo Lemvo, Karma, Manzanita, Los del Caney y Sierra Maestra.

Después adquirí el disco titulado Nuevo Latino, todos los artistas incluidos en el, salvo Jarabe de Palo, eran desconocidos para mí pero prometía ser muy interesante y así fue, la música que se toca en el es una muy bien lograda mezcla de ritmos latinos como bossa, reggae, son cubano, rock alternativo y cumbia, fusionada con elementos de blues y otros géneros norteamericanos, en verdad el resultado es una música multicultural increíble, a manera de ejemplo, de Jarabe de Palo, El lado oscuro.

En 2006 se editó ¡Baila! Y para tener una idea del contenido los interpretes son: Raúl Paz, Africando All Stars, La-33, Gabriel Ríos, Spanish Harlem Orchestra, Calle Real, Ricardo Lemvo y Makina Loca, Los Pinguos, NG La Banda, Yerba Buena y Brooklyn Funk Essential, como puede verse artistas de diversos países del mundo, con tradiciones culturales diversas pero que tienen en común, el ritmo, ciertas raíces culturales afines así como la danza como parte esencial de una vida lúdica.

Igual de interesantes están el resto de los discos dedicados a Latinoamérica, por ejemplo Latin Groove, Cuba, Puerto Rico, República Dominicana pero el que más me impactó fue el titulado Salsa Around the World.

La difusión de la Salsa ha sido increíble y la encontramos en los lugares menos pensados, así tenemos al grupo Salsa Céltica de Escocia que logra introducir en un grupo salsero la utilización de las tradicionales gaitas, el resultado sonoro, de lo mejor.

O al sexteto y no cubano sino una agrupación de Finlandia con asiento en Helsinki que se ha dedicado a interpretar salsa y para lograrlo ha visitado Cuba para formarse musicalmente con los maestros soneros de la isla.

Especial interés me causó escuchar a Shaan multifacético cantante, uno de los más populares en la India actual que fusiona el son cubano con la música cinematográfica de

Bollywood.

Así como los antes citados, también se incluyen intérpretes de diversas latitudes: Haití, Camerún, Japón, Senegal, Marruecos, Grecia, Curacao, e Italia. Para las y los amantes de la salsa, un verdadero agasajo, para los y las semi ignorantes como yo, todo un descubrimiento que permite profundizar en aquellos géneros que a uno interese.

Tengan por seguro que la empresa Putumayo World music ni sabe de mi existencia, ni me pagan por hacerles propaganda pero el trabajo de investigación y selección que hay como soporte para su producción discográfica es en verdad, culturalmente muy enriquecedor y física y anímicamente gozoso. La invitación esta hecha y cierro con una salsa con la que pretendo contagiar el amor por la música.

Esta entrada fue publicada en ambar amarillo. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Putumayo y la música del mundo.

  1. ambar amarillo dijo:

    Creo que todas compartimos el que Putumayo ha hecho un buen trabajo de difusión de la música de diversas latitudes aunque quiza Citlalli tenga parcialmente razón que fue pensada para una ” escucha fácil para urbanos occidentales” en lo personal me gusta, la disfruto y profundizo en la información que me dan. Pues a bailar y a mover no solo los codos sino todo el cuarpo, la música es una magnífica terapia física y emocional.

  2. Martha dijo:

    Ambar Amarillo:

    Considero que Putumayo World music hace una excelente labor cultural, he tenido la oportunidad de comprar algunos discos (Greece a musical odyssey y Arabic Goove) y realmente son maravillosos.
    Otra ventaja es que económicamente son accesibles al grueso de la población lo que indica que una de las intenciones de la disquera es compartir y difundir la cultura musical.

    Un abrazo cariñoso a Ambar Amarillo

  3. Citlalli dijo:

    lo mejor de la labor que realizan los sellos discográficos dedicados a la colecta de las músicas del mundo, es la presentación de un universo aún más amplio de posibilidades de escucha. putumayo sin duda es el más conocido, y nos presenta en cada disco una variedad de temas musicales relacionados con un tema común: la salsa, reggae, música gitana, blues o tantos otros que contiene la colección. así, podemos escuchar el disco de principio a fin y tener una experiencia de deleite provocada por la buena selección de temas, que en muchos de los casos deriva en discos redondos; por ejemplo, “woman of the world” o “samba bossa nova” pueden ser altamente adictivos. de ahí, puede ser que la curiosidad nos lleve a buscar en la red los nombres de las rolas o quienes las interpretan… una verdadera catapulta dirigida al universo infinito de la música, la diversidad cultural, y el motivo común: la necesidad humana de acompañarse la vida con ritmos y movimientos.
    la colección putumayo -sin demeritar la labor importantísima de difusión a lo largo de su historia- según sus propios promotores, hace recopilaciones de fácil acceso a oídos urbanitas-occidentales; rápidamente se pueden mencionar “real world” ó “luaka bop” con registros que van del easy listening hasta profundidades exóticas.
    por lo pronto, me propongo conseguir el de salsa que mencionas… a mover los hombros!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s