¿Dónde quedó el infierno?

“Pero ¿Dónde, -pregunta alguno- dónde está el infierno? ¿Hacia dónde cae? ¡Ah! Qué pocas veces se piensa en esto. Pecador, pecadora que me oyes ¿dónde está el infierno? Dentro de ti está según tienes la conciencia tan poseída de los demonios; pero no hablo de ese infierno. ¡Ah! Que no está como lo piensas, muy lejos: no cae fuera de este mundo. En el centro de la tierra está: sobre el infierno estamos todos; sobre el infierno comes: sobre el infierno duermes y sobre el pecas, debajo está: debajo de esa tierra que pisas: ahí, ahí le tienes, debajo de tus pies…”

Juicio final (detalle) Ex convento de San Miguel Actopan
Juicio final (detalle) Ex Convento San Nicolás de Tolentino, de Actopan Hidalgo, México

No vayan a pensar que estoy pasándoles apuntes de mis coloquios dominicales con Norberto Rivera, Obispo Primate de México, perdón Primado; así comienza el “Sermón del Ynfierno” recopilado en el texto –retomado por el área de investigación de una universidad jesuita del país- de Andrés Xavier G. 10 sermones, 1 mandato, 2 coloquios que data de 1712. Transcribo partes del documento porque me parece un ejemplo muy claro del discurso y la retórica evangelizadora presente durante varios siglos en México. Asimismo, es un elemento más para entender la temática de la producción artística de la época colonial.

Dicho sermón, desde una lectura “moderna y mesurada” podría parecer el guión de una película de Viruta y Capulina o de un programa matutino de Claravisión, pero en su época constituyó una poderosa herramienta para la labor diaria de los sacerdotes y claro, para exaltar el ánimo de los integrantes de la Santa Inquisición, quienes tuvieron una notable actividad en el periodo novohispano. Pero continuemos, demos un paseo por el infierno.

Meditaciones de San Ignacio sobre el Infierno. Archivo del Museo nacional del Virreinato
Meditaciones de San Ignacio sobre el Infierno. Archivo del Museo nacional del Virreinato

Por favor, lease con tono demencial y desgarren su ropa al unísono.“¿Cómo no temes que se abra la tierra y te trague vivo el infierno? Si se quema una casa, si está ardiendo a todo arder por debajo, nadie se atreve a pecar encima; y sólo algún loco se atreviera a estar pecando sobre el tejado de ella. El tejado o la bóveda del infierno, es este suelo que pisamos… Pues pecador, pecadora ¿cómo te atreves a estar, a dormir un día solo en pecado, si debajo de ti está ardiendo ya la leña en que has de ser quemado vivo? Si un pecado te lleva mortal solo te lleva al eterno fuego, ¿cómo duermes con sosiego? ¡Y qué ajeno vives de los tormentos que allí te esperan”.

Resurección de la muerte (detalle) Ex Canvento de San Miguel Actopan
Resurección de la muerte (detalle) Ex Convento San Nicolás de Tolentino, de Actopan Hidalgo, México

Aquí comienza lo bueno –admito que tiene una imaginación pirotécnica-. Cualquier parecido con la realidad es mera especulación de su parte. “Los ojos además de estar siempre como ascuas y rebosando humo y llamas serán atormentados con la vista de monstruos horrorosos, demonios y condenados. Y ¿qué tal os parece el horror y fealdad de un Demonio? Pintándole de la Santa Escritura dice; de su boca salen hachas como teas de fuego encendidas, y de sus narices sale humo como una olla encendida y que hierve; con su resuello hace arder brasas y su boca rebosa llamas…”

Capilla abierta. Actopan
Capilla abierta. Actopan

Seguimos, aquí un breviario para los melómanos. “La música perpetua de que gozarán los oídos de los condenados será aquel ruído, y estruendo espantoso de aquellas herrerías infernales; aquel perpetuo martillar de los Demonios sobre los yunques (omitir cualquier analogía con el Yunque) y cuerpos de los condenados… horribles silbos y bramidos de aquellas sierpes y leones de fuego; truenos, chasquidos y astillazos de las llamas: ayes y lamentos de los condenados, maldiciones y blasfemias horrorosas; chillidos, aullidos, llantos y crujir de dientes… ¡Oh! ¡qué música! ¡Qué armonía tan bella para quien pudo a poca costa estar gozando en el cielo de lo música de los Ángeles…”

San Juan escribiendo el Apocalipsis. Siglo XVI
San Juan escribiendo el Apocalipsis. Siglo XVI

Para los que disfrutamos de todos los sentidos, aficionados a las sutilezas del olfato y la enología, también nos toca nuestra parte –recuerden que siempre se asoció a algunos sentidos con cuestiones fisiológicas del cuerpo, sexuales y por tanto profanas- . “El sentido del olfato será atormentado con un hedor pestilente, ya por el azufre, que siempre arde; ya por lo cerrado de aquellos calabozos por todas partes: Y porque en ellos ha de parar todo el asco e inmundicias del mundo: ya por el hedor pestilencial, que exhalarán de si los Demonios y condenados: peor, sin comparación que un millón de perros muertos… San Buenaventura dice que si sacara Dios sobre esta Tierra un condenado, él solo bastaría para apestar a todos los hombres, brutos y aves del mundo…”

Patrocinio de  la Virgen del Carmen a la animas del purgatorio. Siglo XVIII
Patrocinio de la Virgen del Carmen a la animas del purgatorio. Siglo XVIII

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Diego Garciarivas. Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a ¿Dónde quedó el infierno?

  1. Anónimo dijo:

    Como puede entenderse ? Un Dios Padre , que es Amor i nos crea imperfectos ?
    i ademas nos condena eternamente a sufrir en el infierno ?. No hay mas infierno que este mundo, y solo la Bondad nos habrirà la entrada en el Reino de Dios despues de la muerte.
    Solo el Amor i la Bondad nos elevaràn de este infierno que es la Materia, para convertirnos finalmente en Espiritu.

    El Reino de Dios es Espiritual e invisible.
    El reino del mal es material i visible.

  2. alejandro dijo:

    Hola muy buenas aportaciones del exconvento San Nicolás de Tolentino, de Actopan Hidalgo, México, mi pregunta es: El mural donde sale el juicio final, en que parte del convento se encuentra y que nombre tiene, dentro del convento?

  3. Alejandro dijo:

    Os invito a que veais los testimonios sobre el Purgatorio en la web http://www.tenesperanza.org, asi como a intentar ofrecer diariamente una indulgencia plenaria por las ánimas, y asi durante un mes. Veréis por vosotros mismos, como si existe el purgatorio, y comprobais como os ayudan las ánimas.

  4. il.diavolo dijo:

    Gracias Grabriel por el dato, haré la corrección que sugieres.

  5. Gabriel Mejia dijo:

    Las imágenes a las que te refieres:

    Juicio Final y Rsurrección de la muerte, no corresponden al exconvento de San Miguel Actopan; corresponden al exconvento de San Nicolás de Tolentino, de Actopan Hidalgo, México.
    y puedes consultarlas también en http://www.actopan.com

  6. alan dijo:

    el infierno no existe

  7. Efectivamente, la obra de la visión de San Juan del apocalipsis no es de un artista “local”, Martín de Vos era Flamenco. Lo intesante de esta pintura y varias producidas en México es la simbología de la “Mujer águila”. Por otra parte el texto como muchos otros es parte de los estudios del departamento de historia de la UIA. Hay libros
    muy interesantes sobre el tema que están en red, tal es el caso de “La educación popular de los jesuítas” entre otros.
    les dejo el Link.

    http://books.google.com.mx/books?id=Qliq0wAuVw0C&pg=PA77&lpg=PA77&dq=sermon+del+infierno+jesuitas&source=web&ots=D_1MRy9NdZ&sig=GZ3CDx-zeEgacn3VKFrr6m1E5mg&hl=es&sa=X&oi=book_result&resnum=4&ct=result#PPP1,M1” rel=”nofollow

  8. ambar amarillo dijo:

    Me gustó mucho el rescate que haces del sermón citado porque deja claro, como dices, el manejo ideológico-religioso de la época colonial y como se plasmó pictóricamente.
    En el caso de la capilla abierta del ex convento de Actopan, la que está a un costado y no la ” tipo escenario” , la pintura es increíble, taengo algunas fotografías que enviaré para compartirlas con quienes lean tu texto. En general el convento es bellísimo.
    En el texto en un inicio me llamó mucho la atención la mezcla de pintura mural del ex convento, cuadros de ánimas y pintura renacentista, fue cuando realicé la lectura que entendí el porque la inclusión de Jean de Vos, por cierto uno de las obras renacentistas, traídas a la Nueva España, que más me gusta.
    Gracias por el texto, es una delicia la mezcla imágen-escritura.

  9. ¿Dante Delgado? No, la intención no era analizar las distintas descripciones del infierno a través de la literatura, porque sobrarían referencias. Incluso no quise entrar en lo referente a la contrucción del discurso, los métodos de oratoria y demás cocnociemintos que debían aprender los curas (existen incluso tesis de doctorado sobre el asunto) Sólo deseo exponer lo que se podía escuchar decir a un clèrigo hace algunos siglos en nuestro país y la estrecha relación dela temática del arte colonial.; en virtud de ello no busqué obras “Universales” sino pinturas murales situadas en su mayoría en capillas abiertas. Lo que definitivamente si hubiese deseado agregar son algunas imágenes marianas sobre la Virgen del apocalispsis y algunos escudos de la Santa inquisición, pero para otra ocasión será.

  10. Perravida dijo:

    Mea culpa!

    JAJAJAJAJAJAJA que divertido estuvo este post, te felicito y me reconozco como “pecadora” yo prefiero morir en este infierno terreno de la carne que pasar mil años en la paz celestial. Al final ¿como sabemos si hay cielo? ¿como sabemos si hay infierno?

    Ambos sitios son desde mi estrecho entender una abstracción mental así que tu vida puede ser tu propio infierno o cielo; depende de que te construyas día a día, sí yo soy “pecadora” pero reconozco que he obtenido placeres “celestiales” en la tierra: AMAR y ser amada. BEBER, Comer, REIR, pasear, y un larguísimo etcétera.

    Nuevamente felicidades. Oye ¿por que no agregaste los siete infiernos de Dante?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s