Nat King Cole, voz y manejo ideológico

Hacia 1956, siendo yo muy pequeña se inició en mi ciudad toda una campaña publicitaria, se trataba de que la población aceptara el consumo de un nuevo tipo de leche, la leche en polvo marca Nido, que como buena trasnacional estaba dispuesta a terminar con los productores locales de “leche bronca”.

Para promover su producto, Nido presentó toda una novedad tecnológica en varios sentidos, primero una especie de trailer acondicionado como si fuera un restaurante, a lo largo del mismo había instaladas licuadoras y batidoras para prepara skimos, éstos se preparaban con leche en polvo, frutas y chocomilk (Nótense los primeros barbarismos y tecnología nueva)

El gancho para que la gente asistiera y degustara los nuevos productos era promover la presentación de películas gratis, para ello un auto con sonido hacía la invitación e inmediatamente después, se escuchaba una voz atrayente, se trataba de Nat King Cole, que con un fuerte acento norteamericano cantaba en español canciones que eran del dominio popular en México y América Latina.

Así uno se complacía en escuchar boleros como Acércate más, Quizá, quizá, quizá, Noche de ronda, Aquellos ojos verdes, Ansiedad, Te quiero dijiste, Perfidia o el casi himno de posguerra, Bésame Mucho. Para que las nuevas generaciones tengan una idea de lo que hablo comparto con ustedes dos de estas canciones:


Además se entregaban boletitos a manera de vales para cambiarlos a la hora de la película, podía ser por uno o más skimos. La proyección de diversos filmes se realizaba sobre una gran manta extendida en una barda grande de cada colonia de la ciudad, por supuesto si la gente quería estar cómodamente sentada, debía llevar su silla pues no había otro tipo de instalaciones.

Las películas no recuerdo que hayan influido en mi, pero la música sí, hace unos días, revisando mis preferencias musicales me di cuenta, por primera vez, que en gran medida es música negra y en inglés, a pesar de que siempre creí ser, concientemente antiestadounidense.

En ese entonces, para mí como para el resto de la gente, lo anterior era una novedad sin embargo años más tarde, cuando hicimos un análisis de toda la ideología de posguerra y sobre todo de la visión anticomunista de Estados Unidos entendí que todas estas acciones que parecían intrascendentes no lo eran, sino constituían una propaganda abierta para empezar a crear el llamado American way of life que tanto ha costado a nuestra patria y al tercer mundo en general.

A lo anterior añadimos dos aparatos ideológicos del estado como los denomina Althusser, la escuela y la iglesia. Las escuelas tuvieron en ese tiempo y en adelante una función principal, no se trató de mejorar los aspectos pedagógicos sino en acrecentar nuestro sentido nacionalista pero no porque amaramos a nuestra patria sino que nos opusiéramos a “ideas extrañas” que por supuesto tenían que ver con el anticomunismo que el estado propiciaba y fomentaba.

Si esto era así en las escuelas del estado, la situación era peor en las religiosas, diariamente debíamos reza antes de iniciar clases y al salir, por la tarde asistíamos al rosario y el último viernes de cada mes a confesarnos y comulgar.

Por supuesto que la hora de la confesión era una prueba para saber qué hacíamos, pero sobre todo qué pensábamos y no sería raro que los sacerdotes informaran a nuestras profesoras y a la “madre directora”.

Pero no faltaban las irreverencias, para eso momento Acapulco se había convertido en la meca del cine nacional así que una pregunta era ¿Sabes qué le dijo la virgen de Guadalupe que está en la Isla de la Roqueta a la virgen del Rayo? En el mar la vida es más sabrosa, en el mar todo es felicidad… Y la respuesta de la virgen del Rayo era, Ya lo sabía, ya los sabía, canción de moda cuya cantante era, si mal no recuerdo, Gloria Lazo.

Por supuesto que era una irreverencia inocente, también se hacia una un movimiento con dos dedos de la mano al lado de la nariz de arriba abajo y se preguntaba que significaba, ante diversa especulaciones se respondía, los calzones del padre vicario suben y bajan del campanario, para los chavos de ahora quizá les parezca una tontería pero para una niña de 6 años de aquellos años, era una gran irreverencia.

Ya adolescente leí Batallas en el desierto de José Emilio Pacheco y pude hacer un análisis muy puntual de su obra desde la visión histórica y encontré una gran similitud con algunos aspectos de mi infancia.

Con conocimiento o no, Nat King Cole sirvió para ganar muchas y muchos adeptos para la música y cultura norteamericana, paso previo al control ideológico. A pesar de ello lo recuerdo con gusto y aún disfruto de su voz.

Esta entrada fue publicada en ambar amarillo. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Nat King Cole, voz y manejo ideológico

  1. ambar amarillo dijo:

    Pues si, la comercialización e industrialización de diversos productos ha sido una constante pero sabes, todos vivimos este proceso pero en que medida somos concientes de ello? en qué medida nos explicamos a que responde? en realidad estamos concientes de que el consumir productos extranjeros termina paulatinamente con los productores nacionales?
    Y eso por hablar solo de cosas materiales pero lo fundamnetal es también el aspecto ideológico diseñado para que permee cada acto de nuestra vida, de una manera imperceptible, de allí el peligro.

  2. Gisela dijo:

    Aunque creo que no me tocó tomar leche Nido sino Clavel, que para el caso creo que es lo mismo, si recuerdo haber escuchado estas canciones desde mi infancia, en casa de mi bisabuela…, y aprendido sus letras y cantado con mis tías abuelas.
    Por otra parte, es una lástima que ya sea casi labor imposible encontrar leche bronca en el mercado; ya en mis tiempos de niña, por ahí de los años 70’s sólo existía un expendio de leche bronca en la Plazuela de El Baratillo en Guanajuato. La gente se “apilaba” en la entrada del pequeño local, porque en cuanto llegaba la leche, se acababa. Y en los 80’s, creo que en toda la ciudad, sólo distribuía leche bronca Don Tello y sus hijos. Ahora, ni en sueños.
    Para fortuna nuestra, de los que pudimos probar la leche bronca, no tenemos necesidad de consumir todos los productos actuales para el estreñimiento o para restituir la flora intestinal, y afortunadamente, podemos comer todo lo que se nos antoje.

  3. ambar amarillo dijo:

    Se que soy una afortunada por poder ,no solo vivir muchas situaciones sino porque hubo maestros críticos que compartieron conmigo sus enseñanzas de manera solidaria, porque he sido super afortunada por encontrar en mi camino, a lo largo de la vida, hombre y mujeres que con su actuar han sido un ejemplo a seguir y ver que todo, absolutamente todo, se puede hacer si es que concientemente lo hemos decidido.
    Gracias Leo por la información adicional, por lo que comentas del cine nacional y el impacto que recibieron de lo que Nat King Cole cantaba, es evidente que soy solo una de las muchas gentes que impactó la voz, pero tambíen el mensaje oculto de la promoción pro norteamericana.
    Santa me congratulo que lo poco o mucho que yo te haya enseñado o compartido sea importante para formar tu conciencia social, claro que como dices, es mucho más fácil y comodo estar en la inacción, permanecer inmutable ante los problemas del mundo pero no creo que para tí, para mí y para muchos otros sea lo deseable, para muchas y muchos de nosotros ,la Vida, así con mayúscula, es todo ,menos la comodiad y la innovilidad.Entiendo que hay momentos en que remar a contra corriente es demasiado difícil pero allí está el reto.
    En cuanto a lo que dices Gabriela, estoy totalmente de acuerdo, cuando los seres humanos compartimos nuestras vivencias, empatamos con inumerables experiencias de otros, y entonces se borran distancias étnicas, genéricas, de edad, culturales, triunfa pues, lo humano.
    Por otra parte que bueno que la primera canción de tu hija haya sido de Nat King Cole, espero la haya escuchado con tu voz y siga siendo algo que noche con noche le cantes al oido, ella siempre lo recordará.

  4. Santa Gonzalez Valencia dijo:

    Si algo la distingue maestra prescisamente es su bueno humor y la manera de interpretar las cosas. al leer su comentario me imagine en aquel tiempo como fue que la influencia norteamericana se hacia manifiesta nuevamente en nuestro pais, me desconsuela que las cosas no han cambiado, bueno si, ahora ya no son los mismos cantantes, tal vez ahora seria Britney Spears y el pop en general para atraer la atencion de la gente con fines de consumo salvaje. De alguna manera estoy contenta porque aunque las cosas no han cambiado en materia de los medios para enagenar gente siempre ha existido otra parte dde la poblacion pensante que mira mas de cerca las problematicas sociales y es capaz de ponerle un lente critico para uso de las nuevas generaciones, en este caso a mi si que me ha servido su optica social.
    aunque debo confesarle que a veces el no conocer las circunstancias reales sociales provoca cierta estabilidad emocional ( conformismo) que parece que no nos afecta en nada, sin embargo uno empieza a conocer y a conocer mas y mas se vuelve uno mas conciente y por lo tanto menos adaptado a la sociedad globalizada con espiritu de indignacion y cierto rencor hacia los culpables de esta situacion de deshumanizacion.

  5. Perravida dijo:

    WOW este post es de los más bellos que te he leido. Muy personal, nos dejas entrever como la vida cotidiana se ve influenciada por los intereses políticos y económicos de las grandes potencias y nos reflejas el poder invisible de las instituciones🙂

    Simplemente me encantó y de NAt King Cole me fascina TE QUIERO DIJISTE…esa fue la primer canción de mi hija…

    GRACIAS, millones de gracias por hacerme valorar lo que tengo cerca y recordar y reirme de las travesuras de mi infancia.

    El tiempo que nos puede separar es relativo cuando nos leemos.

  6. Ernestina Leonor Bautista Lucio dijo:

    Ambar amarillo al leer recorde que es cierto que estos personajes cantantes de melodías que recorrierón Ámerica ,me complace mucho el escucharlas …recuerdo que los nombres de estos cantantes eran muy reconocidos las personas las cantaban, y en el cine mexicano en la epoca de oro he visto 2 películas “Atoda máquina con Pedro Infante y Lalo González él Piporro en Él bracero del año además en las canciones en las que se observa como la ciudadania en los centros nocturnos y lo popular en los foros de la xew presentaban semblanzas de los cantantes mencionados en su artículo, con relación a los boletitos tambien eran repartidos en las tiendas de prentigio en la ciudad de México en las escaleras les entregaban boletitos para ser canjeables por esquimos y helados …la ciudadania se impacto por la tv y la radio y poco a poco se fue aceptanto está sustitución de la leche bronca a laleche nido .
    También cuentan hombres que en ese entonces eran niños que como las personas de las tiendas departamentales no aceptaban al principio este cambio a pesar de toda la propaganda y obsequios con los canjes pues para todo hay decían ellos “Lo que los ricos desprecian los pobres aprecian” Asi que los niños levantaban del piso alrrededor de la escalera los boletitos y corriendo los canjeaban por esquimos y helados hasta no más poder y los demás los gusrdaban para el siguiente día …esos eran grandes tiempos de diverción para los niños pero para también una gran introducción para según la modernidad adquiriendo equipos americanos según para ese entonces el último grito de la moda social. Felicidades por estos bellos recuerdos sugiero que siga escribiendo más. Ambar amarrillo la quiero mucho gracias por ese amor por la vida y por su ejemplo alentador.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s