Encuentros y cataclismos

Para los que gustamos de las obras de Henry Miller, es inevitable remitirnos al bebop, a la heroína, los “hoyos” para escuchar jazz en Los Ángeles, los días en ayuna, el sexo y un misticismo trasnochado sobre alguna calle de París o Nueva York.

En particular, en la trilogía Sexus, Nexus, Plexus, Miller retoma en sus textos a un grande del jazz: Charlie Parker. Textualmente, en sus juergas acude a los clubes donde tocaba “the bird”. Un encuentro que pasa “desapercibido” pero que genera un cataclismo literario que tuvo gran impacto en la cultura y escritores norteamericanos.

Sobre el bebop, les comparto una joya del Jazz, Dizzy Gillespie (trompeta) y Charlie Parker (saxofón) haciendo de las suyas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Diego Garciarivas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s