Tianguis, mercados, ayer y hoy; Tuxtla.

Cuando camina una por los corredores de Palacio Nacional lo que inmediatamente llaman la atención son los coloridos murales que los decoran, así como el cubo de la escalera en donde se representa la historia de nuestro país.

Del monumental trabajo que Diego Rivera realizó en el edificio quiero destacar ahora el panel dedicado al tianguis o mercado, perfectamente ordenado y en el que se intercambiaban muy diversos productos.

clip_image002

Esta imagen me hace evocar al instante los textos de los conquistadores, en especial la Segunda Carta de Relación que Cortés escribió desde Segura de la Frontera, hoy Tepeaca, dirigida al monarca español para informar acerca de lo que existía en las tierras recién conquistadas, con respecto a los tianguis o mercados decía:

Tiene esta ciudad muchas plazas, donde hay continuo mercado y trato de comprar y vender. Tiene otra plaza tan grande como dos veces la ciudad de Salamanca, toda cercada de portales alrededor, donde hay cotidianamente arriba de sesenta mil ánimas comprando y vendiendo; donde hay todos los géneros de mercadurías que en todas las tierras se hallan, así de mantenimientos como de vituallas, joyas de oro y  plata, de plomo, de latón, de cobre, de estaño, de piedras, de huesos, de conchas, de caracoles y de plumas.

Véndese cal, piedra labrada y por labrar, adobes, ladrillos, madera labrada y por labrar de diversas maneras. Hay calle de caza donde venden todos los linajes de aves que hay en la tierra, así como gallinas, perdices, codornices, lavancos, dorales, zarcetas, tórtolas, palomas, pajaritos en cañuela, papagayos, búharos, águilas, halcones, gavilanes y cernícalos; y de algunas de estas aves de rapiña, venden los cueros con su pluma y cabezas y pico y uñas. […]

Estos tianguis, plazas o mercados se efectuaban diariamente en muchos lugares, incluidos los centros ceremoniales como Teotihuacan en donde se debieron intercambiar productos de toda Mesoamérica como lo demuestran los vestigios encontradas en diversos edificios y enterramientos.

Por siglos fueron espacios de venta e intercambio y a pesar que desde los 60 s del siglo pasado las cadenas de supermercados se han intensificado, persisten algunos que son de suma importancia por muchas razones, en lo personal me sirven para probar los alimentos típicos, llenar mi existencia de colores vibrantes, apreciar las artesanías, pero sobre todo como una prueba palpable de la producción local y regional.

Son muchos los mercados con estas características, me referiré al de Tuxtla Gutiérrez:

Se localiza a pocas cuadras de la plaza en donde se asientan la catedral y el palacio municipal, consta de dos amplias naves y varias cuadras a la redonda se utilizan a manera de tianguis.

Las naves están ordenadas en “ calles” una está dedicada a la venta de lácteos: crema, mantequilla, queso crema, doble crema, enchilado, de bola, enchilado, con epazote, fresco aún chorreando suero, con chile, en fin una variedad infinita de exquisitos quesos que se producen en las dos zonas lecheras del estado; la costera y la de la selva.

Otra calle está dedicada a los lugares en que se pude degustar el pozol, bebida regional por cientos de años, lo puede uno tomar simple, solo con sal, con chile o con cacao, éste último en mi preferido por supuesto con sus consabidos hielos y servido en jícaras o unos “tazones” de hoja de lata, adornados con flores, el maíz para elaborarlo proviene de diversos lugares del estado ( es el tercer productor a nivel nacional).

Otra calle expende productos de Oaxaca en especial del Itsmo como son: totopos de dulce y de sal, pescado seco, camarón seco, chocolate, garbanzo molido para preparar una inigualable crema para iniciar la comida y algunos otros productos de gran consumo en la ciudad.

Pe supuesto no faltan las calles dedicadas a frutas y verduras en donde se venden las provenientes de estados vecinos como Tabasco o del mismos estado, hay dos o tres frutas que son conocidas en el centro del país.

Otra calle se dedica a vender piloncillo de diversos tamaños, éste se produce en la zona cañera de Pujiltic, mistelas de diversos sabores, son licores de varias frutas y que originalmente se produjeron en San Cristóbal, diversos dulces también originalmente coletos y que se elaboraban en abundancia pues las monjas de diversas ordenes enseñaron a las señoritas casaderas, no pueden faltar también los palmitos en salmuera perfectamente acomodados para que uno de los atractivos sea la combinación de colores.

Así existen un gran número de Calles y pasillos en donde se expende toda clase de pescados y camarones que llegan de la costa del estado, carne de res, de cerdo y otros alimentos.

De los lugares más llamativos que encuentro están las calles exteriores al mercado, allí encontramos bolsas y bolsas de cacahuates que recién cortados, fritos y aderezados con sal o chile, hacen la delicia de todos los compradores.

clip_image004

clip_image006

Diversos dulces que dan cuenta de la producción de calabaza, Chilacayotes, camotes, duraznos y otras frutas que son preparados en almíbar y vendidos por pieza.

clip_image008

Las típicas cazuelejas coletas pero vendidas en Tuxtla, los pequeños panes característicos de San Cristóbal además de las rebanadas de marquesote que en Oaxaca se llaman mamones.

Y por supuesto no pueden faltar los tamales campo en que Chiapas se lleva un lugar de honor, los hay de chipilín, de mole, de bola, chiapanecos y muchas otras variedades, excuso decirles que para mí son los más sabrosos del País.

clip_image010

Además la forma de ofrecerlos es bastante alejado de lo que hacemos en el centro del país, doña Adriana que es la encargada de este puesto anima a le gente de la siguiente manera, pásele mi reina, que le servimos? Corazón, le gustan los de chipilín o quiere de bola? En términos similares se lleva a cabo la transacción hasta que después de algunos tamales y café o atole de arroz, nos despiden ¡que les vaya bien amores aquí los esperamos pronto!

Además de los alimentos citados, puede uno encontrar, caracoles, castañas, miel, tascalate que preparado con leche o agua es muy refrescante y llenador, cacao tanto en grano como el fruto, en fin no terminaría de enumerar todo lo reunido en ese mercado solo retomé algunos de los productos locales y regionales, si visita la ciudad de Tuxtla recuerde acudir a su mercado, le queda a unos pasos del centro y puede aprender y disfrutar mucho.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en ambar amarillo. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Tianguis, mercados, ayer y hoy; Tuxtla.

  1. ambar amarillo dijo:

    Me da gusto saber, de manera explícita, que el trabajo que realizo con tanto amor, con tanta entrega, es importante para otras personas, ese es el objetivo y como dice alguien que en este momento no recuerdo, parafraseo: si una persona es más feliz, más sabia o mejor porque yo existo, mi vida habrá tenído sentido.
    Nuevamente gracias Alma Delia!

  2. Alma Delia dijo:

    Con esta lectura me hizo recordar que los mexicanos no sabemos disfrutar de lo que tenemos y que preferimos comer pollo Kentuky que saborear nuestros platillos que además son más baratos.
    La huellas de su enseñanza la llevo en mi corazón, porque maestras como usted siempre siguen la razón, por eso quiero decirle que es usted la mejor historiadora que he conocido.

  3. ambar amarillo dijo:

    Los sabores, olores y conocimiento está para cuando lo decidan, saben bien que por lo menos una vez al año visito Chiapas, ustedes deciden cuando van conmigo, saludos.

  4. María dijo:

    ¡Perdon! no soy anónimo, soy María que: la quiere mucho…usted lo sabe.

  5. Anónimo dijo:

    Mi querida Ambar, me debe una degustación de alguno de los productos que menciona en este texto, ya que logra de manera casi mágica que perciba los olores y escuche los pregones.
    Coincido que los mercados han sido desplazados por las cadenas de supermercados transnacionales y considero que una de las razones es porque los gobiernos municipales no apoyan a los locatarios para dar mantenimiento a las instalaciones y mucho menos brindar espacios para estacionamiento, no son tan afortunados como para recibir los beneficios que reciben las transnacionales y un claro ejemplo son los tienguis, los cuales no cuentan con espacios apropiados y tienen que cerrar calles para instalarse poniendo en riesgo la integridad de las personas, que tienen todo el derecho de trabajar de menera honrrada y haciendo lo que tradicionalmete muchos han heredado de sus antepasados.
    La felicito por hacernos disfrutar y pensar en lo que fuimos, somos y podemos llegar a ser, bueno o malo, dependiendo de la decisiones que tomemos.

  6. Alma Zárate Rivera dijo:

    Al dar lectura a este artículo comence a imaginar los pasillos del mercado y las frutas en almibar mmm!!, recorde cuando mi mamá me mandaba al mercado, pues hay uno cerca de donde vivo y justamente esta dividido: un area de comidas ya preparadas, otro donde venden las deliciosas carnitas y carnes crudas otro pasillo donde venden las frutas y legumbres al pasar por allí el aroma a fruta es riquisimo.

  7. Perravida dijo:

    EL MERCADO!!!! a mi en lo personal me gustan mucho, yo creo que tiene mucho que ver con mi abuela, porque ir con ella “al mandado” a los mercados locales de Toluca se transformaba en toda una excursión, me encantan los colores y olores de las frutas y las verduras, de niña disfrutaba como no tienes idea, de ir a la pescadería porque me dejaban jugar con los cangrejos, cosa harto divertida cuando era una morrita de cinco o seis años. Los tacos de aguacate, los tamales de charalitos, las granadas y los conitos de piloncillo eran cosa de todos los días y claro , al volver a casa ya no tenía hambre y me madre se enojaba mucho con mi abuela, pero considero que siempre estuve bien alimentada 😛

    Mucho beso para ti Ambar.

    GRacias por escribir del Mercado de Tuxtla, espero poderlo visitar pronto.

  8. salvador Alvarado Vargas dijo:

    al recorrer esta lectura me imagine el colorido, olores ,sabores , que hay en los mercados lo rico y tradicionales que son, y que estamos dejando a un lado las nuevas generaciones que nos centramos mas en los supermercados y grandes almecenes, donde en su mayoria buscamos productos de moda y de supuesta calidad.
    .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s