Tres de la nopalera

Ayer me acordé de ti, mirando a unos perros hacer el amor; entre Copilco y Revolución ¡Tacuba!”. Exacta frase de la Balada Chilanga, canción incluida en el disco Sentido Contrario del grupo Trolebús. Que tiempos tan macizos. Los años ochenta fueron prolíficos para los compositores urbanos; decenas de ellos inundaron el escenario musical, pero sólo recordaré a tres: al Rockdrigo, Tomás Nomas y Trolebús.

Lo que tienen en común es el uso de un lenguaje directo, libre de metáforas baratas y un sonido arcaico pero efectivo. Yo los escuché con mucha frecuencia a principios de los noventa. Siempre he estado desfasado de lo “último” de la música; así que la próxima década escucharé sin duda lo que hace tres años estuvo de moda. Los oí tanto, que como todo buen gañan de mi edad, también intenté componer algunas rolas; las cuales al final las  cantó un amigo durante algunos años.

Sin más les dejo tres videos:

Rodrigo González.  Tiempo de Híbridos.

Trolebús, Balada Chilanga.

 

Tomás Nomas, Mr. President

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Diego Garciarivas. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Tres de la nopalera

  1. Perravida dijo:

    Todos los adultos contemporaneos tenemos gratos recuerdos de estos tres
    🙂

  2. Anónimo dijo:

    la neta son bien chidos y claro como no recordar los años mosos de cuando fuimos unos muchachos chidos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s