Zona arqueológica de Palenque, permanente fuente de información.

Para Diego, uno de mis  Soles mayores.

Para quienes hayan visitado esta zona arqueológica con una mínima investigación previa de lo que este lugar significa, la visita se convierte en algo inolvidable, en la concreción material de todo lo imaginado con antelación.

Desde mi punto de vista Palenque es, junto con Uxmal, de las ciudades más bellas del área maya, el conocimiento y admiración, por parte de los no indígenas, se ha dado desde hace dos siglos.

Desde su descubrimiento hasta el presente, los descubrimientos han permitido elaborar diversas hipótesis en torno a múltiples aspectos relacionados con la vida y obra de los mayas. Hace poco encontré el libro “La Reina Roja” escrito por Adriana Malvido, en el que documenta cuáles fueron las condiciones en que se dio este descubrimiento; con ello vino a desechar las interpretaciones hechas hasta los años 90 y diversas hipótesis acerca de los restos en cuestión y muchos otros datos relacionados con esta zona arqueológica.

La lectura me permitió recrear cada uno de los edificios y la totalidad de la arquitectura visible hasta ahora, digo esto porque lo que conocemos de Palenque es sólo una parte de la ciudad pues el resto, no ha sido trabajada y abierta al público.

Dado que la belleza es impactante, los invito a hacer un recorrido visual a través de mis fotografías para lograr un acercamiento inicial a la cultura material de uno de los grupos indígenas más importantes del país, tanto por sus aportaciones a la cultura universal, el número de miembros, así como su importancia actual.

clip_image002

Templo de las Inscripciones

Como parte de la gran plaza se localiza el Templo de las Inscripciones, en 1952 fue descubierta la tumba de Pakal, gobernante palencano del periodo de mayor esplendor, el descubrimiento marcó un hito en la investigación arqueológica del sitio y de toda el área mesoamericana.

clip_image004

Este detalle del templo de las Inscripciones me interesa para mostrar la existencia de templos pétreos que no existen en otras zonas, rematados por una crestería de la que apenas quedan restos.

clip_image006

A un costado del templo anterior se localiza éste, llamado originalmente templo XI en el que fueron localizados los restos de la llamada Reina Roja en junio de 1994, descubrimiento que ha propiciado muchos cambios en el conocimiento e interpretación acerca de los mayas.

clip_image008

Interior del Templo XI

La fotografía no muestra el espacio dedicado al sarcófago, pero sí la existencia de diversas estructuras superpuestas que fueron recurrentes en la arquitectura meseomericana; así como el uso del llamado arco falso o bóveda maya, con una disposición específica que hace diferente a este elemento arquitectónico en otros espacios de Palenque.

El enterramiento de una mujer-gobernante mostró que no sólo el Templo de las Inscripciones sirvió como tumba y qué estas estaban reservadas a los hombres sino que la mujer también había tenido un lugar importante como parte del sistema político-administrativo de Palenque. En este sentido el libro de Adriana Malvido muestra los cuadros dinásticos palencanos y la importancia social de las mujeres.

clip_image010

El Palacio.

clip_image012

Relieve de Pakal en el acceso al Palacio

clip_image014

Bóveda maya en el Palacio

clip_image016

Torre-observatorio

clip_image018

clip_image020

Patio Hundido en el Palacio.

clip_image022

clip_image002[4]

clip_image004[4]

Vista del Palacio desde el templo de la Cruz Foliada

clip_image006[4]

Templo del Sol

clip_image008[4]

Templo de la Cruz

clip_image010[4]

Templo de la Cruz Foliada.

clip_image012[4]

Juego de pelota

clip_image014[4]

Conjunto Norte

clip_image016[4]

Sendero ecológico hacia el museo del sitio.

Todos y cada uno de estos espacios brindan nueva información cada temporada de excavación, ahora se tiene información mucho más precisa y avanzada que hace unos años y en la medida que se continúen las labores se podrá entender mejor el pasado y con ello el presente de los mayas.

Cada estructura merece una explicación más detallada, aquí solo quise compartir una ligera aproximación, espero sea de utilidad.

Esta entrada fue publicada en ambar amarillo. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Zona arqueológica de Palenque, permanente fuente de información.

  1. ambaramarillo@hotmail.com dijo:

    Para quienes estamos interesados en la arqueología del país y en especial de la zona de Palenque, hoy, 10 de Septiembre del 2012 finalmente podemos ver fotografías y tenemos información de lo rescatado recientemente. Para los interesados ver :Palenque y el tiempo de
    César Moheno

  2. ambar amarillo dijo:

    Hoy 5 de marzo del 2012 se publica en la Jornada la infromación con respecto al templo XX y la riqueza que tiene en su interior misma que se pudo ver a través de una pequeña camara y se puede ver una magnífica escultura.

    La Jornada
    Se trata de la tercera tumba importante ubicada en ese sitio, luego de los descubrimientos de la cámara funeraria del rey Pakal (1952) y de la Reina Roja (1994). La hipótesis más fuerte indica que el personaje ahí enterrado es K’uk’ Bahlam I, el primer gobernante de la que fue una de las ciudades mayas más poderosas del siglo VIII.

    En cuanto el Consejo de Arqueología dé luz verde, “tenemos un cronograma tentativo; si todas las condiciones se dan, podemos comenzar a planear la entrada a la tumba, pero hasta que no veamos los recursos no podemos asegurar nada”, explica Emiliano Gallaga, director del Centro INAH-Chiapas, en entrevista con La Jornada.

    La cámara funeraria está sellada y hay pintura mural, “no como la de Bonampak, sino un poco más esquemática, abstracta”, añade el arqueólogo.

    El especialista narra que la intrincada ubicación de la tumba y los trabajos de consolidación del basamento habían impedido hasta ahora penetrar al recinto. Pero el año pasado pudo meterse por una oquedad una cámara diminuta, la cual descendió cinco metros desde el techo de la bóveda para hacer la exploración de sondeo, información que adelantó La Jornada el pasado 24 de junio.

    Las imágenes del sepulcro muestran paredes pintadas de rojo con figuras humanas delineadas en negro, además de 11 vasijas, así como una cantidad indeterminada de piezas de jade y concha, que debieron de formar parte de la ofrenda mortuoria del personaje.

    “No se alcanzan a apreciar bien, no se percibe un cuerpo, pero no sabemos si el material depositado en el piso de estuco cubre una tumba al fondo. Hasta que no entremos no lo sabremos. Existen casos en los que se construyeron los templos y las tumbas, con ofrendas y todo, pero nunca se utilizaron, nunca se metió un cuerpo, por circunstancias que desconocemos.

    “También hay tumbas en las que ya no están los huesos; se desconoce si las condiciones climáticas los destruyeron. Hasta que no entremos sería muy aventurado decir de qué personaje se trata”, afirma el arqueólogo.

    En la zona arqueológica de Palenque, declarada patrimonio de la humanidad por la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura en 1987 –continúa–, casi todos los templos contienen una ofrenda o una tumba: “hay que recordar que estamos desenterrando una ciudad; tenemos un gran osario que muestra tanto personajes comunes de las casas aledañas como dignatarios.

    “En la tumba del templo XX tenemos varios años trabajando. Coincidimos en que se trata de un alto dignatario, pero los arqueólogos están estabilizando el edificio, pues, ¿y si nos alocamos y entramos a la tumba y se nos cae? Tenemos una gran responsabilidad.”

    La exploración de la cámara funeraria del templo XX es encabezada por los arqueólogos Arnoldo González y Martha Cuevas, quienes indican que los restos óseos que ahí podrían reposar corresponderían a un sagrado gobernante de Palenque, probablemente uno de los iniciadores de su dinastía.

    De acuerdo con datos que ya determinaron los especialistas del INAH para este recinto, la osamenta podría pertenecer a alguno de los siguientes ajaw o señores: K’uk’ Bahlam I, el primer gobernante de la ciudad, u otro cuyo nombre no ha sido traducido, aunque algunos autores lo han llamado Ch’away. También podría tratarse de Butz’ Aj Sak Chiik, Ahkal Mo’ Naab’ I, K’an Joy Chitam I o Ahkal Mo’ Naab’ II (este último ocupó el trono en 565 dC).

    La cámara funeraria de templo XX fue identificada en 1999, durante las exploraciones que encabezaron los arqueólogos Merle Greene, fallecida recientemente, y Alfonso Morales, como parte de los trabajos del Instituto de Investigación de Arte Precolombino. No obstante, durante casi una década los trabajos de investigación se interrumpieron, como explicó la arqueóloga Cuevas a La Jornada el 18 de abril de 2011, ya reiniciadas las labores.

    “Cualquier arqueólogo mentiría si dice que no tiene el sueño guajiro de hallar una tumba o una pieza única, pero la formación académica nos hace ser meticulosos en el registro de todo lo que hallamos, porque la pieza no es el fin, sino el medio para llegar a un conocimiento, a veces muy específico”, reitera Gallaga, quien asegura que a pesar de que todos los templos de Palenque tienen en su interior una gran ofrenda o una tumba, “si no tenemos una razón científica, no tiene caso exponerlas; hay que tener control de seguridad”.

    Sólo 15% de la majestuosidad

    Se eligió investigar el templo XX, atrás de la Plaza de la Cruz, porque ahí se ubican recintos bastante grandes, de periodos tempranos. Hay que recordar, dice el especialista, “que de toda la majestuosidad de lo que fue la gran ciudad maya de Palenque, el público puede apreciar sólo 15 o 18 por ciento. Hay estructuras que están totalmente cubiertas, y no las vamos a sacar mientras no reunamos las condiciones para su preservación. Palenque es un foco de atracción de muchos intereses; si queremos abrir nuevas áreas al público debemos tener la capacidad y los recursos para tener más custodios y personal administrativo que nos permitan mantenerlas.

    “Las zonas arqueológicas son bastante onerosas, y los visitantes no lo ven. Por ejemplo, Palenque está en medio de la selva, y en época de lluvias el pasto crece un centímetro cada semana; si lo dejamos sin cortar, en dos o tres meses la selva nos volvería a comer el sitio. Además, se debe dar servicio a todos los turistas: en temporada alta, Palenque recibe hasta 5 mil personas diarias. Por eso nuestro gran reto no es la investigación, sino cómo vamos a conservar todo este patrimonio”, concluye.

    Se trata de la tercera tumba importante ubicada en ese sitio, luego de los descubrimientos de la cámara funeraria del rey Pakal (1952) y de la Reina Roja (1994). La hipótesis más fuerte indica que el personaje ahí enterrado es K’uk’ Bahlam I, el primer gobernante de la que fue una de las ciudades mayas más poderosas del siglo VIII.

    En cuanto el Consejo de Arqueología dé luz verde, “tenemos un cronograma tentativo; si todas las condiciones se dan, podemos comenzar a planear la entrada a la tumba, pero hasta que no veamos los recursos no podemos asegurar nada”, explica Emiliano Gallaga, director del Centro INAH-Chiapas, en entrevista con La Jornada.

    La cámara funeraria está sellada y hay pintura mural, “no como la de Bonampak, sino un poco más esquemática, abstracta”, añade el arqueólogo.

    El especialista narra que la intrincada ubicación de la tumba y los trabajos de consolidación del basamento habían impedido hasta ahora penetrar al recinto. Pero el año pasado pudo meterse por una oquedad una cámara diminuta, la cual descendió cinco metros desde el techo de la bóveda para hacer la exploración de sondeo, información que adelantó La Jornada el pasado 24 de junio.

    Las imágenes del sepulcro muestran paredes pintadas de rojo con figuras humanas delineadas en negro, además de 11 vasijas, así como una cantidad indeterminada de piezas de jade y concha, que debieron de formar parte de la ofrenda mortuoria del personaje.

    “No se alcanzan a apreciar bien, no se percibe un cuerpo, pero no sabemos si el material depositado en el piso de estuco cubre una tumba al fondo. Hasta que no entremos no lo sabremos. Existen casos en los que se construyeron los templos y las tumbas, con ofrendas y todo, pero nunca se utilizaron, nunca se metió un cuerpo, por circunstancias que desconocemos.

    “También hay tumbas en las que ya no están los huesos; se desconoce si las condiciones climáticas los destruyeron. Hasta que no entremos sería muy aventurado decir de qué personaje se trata”, afirma el arqueólogo.

    En la zona arqueológica de Palenque, declarada patrimonio de la humanidad por la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura en 1987 –continúa–, casi todos los templos contienen una ofrenda o una tumba: “hay que recordar que estamos desenterrando una ciudad; tenemos un gran osario que muestra tanto personajes comunes de las casas aledañas como dignatarios.

    “En la tumba del templo XX tenemos varios años trabajando. Coincidimos en que se trata de un alto dignatario, pero los arqueólogos están estabilizando el edificio, pues, ¿y si nos alocamos y entramos a la tumba y se nos cae? Tenemos una gran responsabilidad.”

    La exploración de la cámara funeraria del templo XX es encabezada por los arqueólogos Arnoldo González y Martha Cuevas, quienes indican que los restos óseos que ahí podrían reposar corresponderían a un sagrado gobernante de Palenque, probablemente uno de los iniciadores de su dinastía.

    De acuerdo con datos que ya determinaron los especialistas del INAH para este recinto, la osamenta podría pertenecer a alguno de los siguientes ajaw o señores: K’uk’ Bahlam I, el primer gobernante de la ciudad, u otro cuyo nombre no ha sido traducido, aunque algunos autores lo han llamado Ch’away. También podría tratarse de Butz’ Aj Sak Chiik, Ahkal Mo’ Naab’ I, K’an Joy Chitam I o Ahkal Mo’ Naab’ II (este último ocupó el trono en 565 dC).

    La cámara funeraria de templo XX fue identificada en 1999, durante las exploraciones que encabezaron los arqueólogos Merle Greene, fallecida recientemente, y Alfonso Morales, como parte de los trabajos del Instituto de Investigación de Arte Precolombino. No obstante, durante casi una década los trabajos de investigación se interrumpieron, como explicó la arqueóloga Cuevas a La Jornada el 18 de abril de 2011, ya reiniciadas las labores.

    “Cualquier arqueólogo mentiría si dice que no tiene el sueño guajiro de hallar una tumba o una pieza única, pero la formación académica nos hace ser meticulosos en el registro de todo lo que hallamos, porque la pieza no es el fin, sino el medio para llegar a un conocimiento, a veces muy específico”, reitera Gallaga, quien asegura que a pesar de que todos los templos de Palenque tienen en su interior una gran ofrenda o una tumba, “si no tenemos una razón científica, no tiene caso exponerlas; hay que tener control de seguridad”.

    Sólo 15% de la majestuosidad

    Se eligió investigar el templo XX, atrás de la Plaza de la Cruz, porque ahí se ubican recintos bastante grandes, de periodos tempranos. Hay que recordar, dice el especialista, “que de toda la majestuosidad de lo que fue la gran ciudad maya de Palenque, el público puede apreciar sólo 15 o 18 por ciento. Hay estructuras que están totalmente cubiertas, y no las vamos a sacar mientras no reunamos las condiciones para su preservación. Palenque es un foco de atracción de muchos intereses; si queremos abrir nuevas áreas al público debemos tener la capacidad y los recursos para tener más custodios y personal administrativo que nos permitan mantenerlas.

    “Las zonas arqueológicas son bastante onerosas, y los visitantes no lo ven. Por ejemplo, Palenque está en medio de la selva, y en época de lluvias el pasto crece un centímetro cada semana; si lo dejamos sin cortar, en dos o tres meses la selva nos volvería a comer el sitio. Además, se debe dar servicio a todos los turistas: en temporada alta, Palenque recibe hasta 5 mil personas diarias. Por eso nuestro gran reto no es la investigación, sino cómo vamos a conservar todo este patrimonio”, concluye.
    Tuve que copiar la información pues no pude copiar la dirección y remitir directamente a la fuente.

  3. ambaramarillo dijo:

    Pues si Leo, el humanizarnos pasa por reconcer a las y los otros y a nosotros mismos. Igual que a tí, Palenque se me hace un lugar especial, no solo por los basamentos piramidales sino por el conjunto naturaleza-cultura prehispánica.
    Dado que hace poco leí acerca del trabajo de investigación en torno a la Reina añado dos videos que espero les interesen.

  4. Leonor Bautista Lucio dijo:

    Me agrada en grande manera la información y las fotografias que apenas nos permiten apreciar como una pequeña dosis de belleza de lo que en realidad se experimenta al estar en estos bellos lugares paradiciacos , ya que imaginar por unos instantes como serían en su tiempo de climax es como entrar a ese espacio del tiempo que nunca se ha perdido.
    Es majestuoso todo lo que esta gran cultura aun nos muestra se dice que “Cuando el hombre calla las piedras hablan ” y ello se puede apreciar en sus bellas fotografias además ellos decian algo muy bello que siempre recuerdo por respeto y amor a la humanidad de la siguiente forma “El respeto que tú me das es el mismo respeto que yo te doy,si te ofendo es como ofender a tu dios ,si me ofendes es como si ofendieras a mi propio dios que es el mismo dios de ambos por tal motivo es mejor que nos respetemos” Es una cultura sin igual en lo personal es uno de los lugares que me gustaria visitar más seguido.
    Gracias Maestra Jenny por todao ese interes por nuestro Mexico y sus culturas además le felicito por ese gran Espíritu de lucha por comprender nuestro pasado,presente y futuro en el que hay que conscientisarnos para ser un ser humano …un poco más humano.Sinceramente Leo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s