El amor imposible ¿Posible sólo en las obras de García Márquez?

Para Coni, por su sensibilidad a flor de piel.

“Cada persona que pasa por nuestra vida es única.

Siempre deja un poco de sí y se lleva un poco de nosotros.

Habrá los que se llevarán mucho, pero no habrá

de los que no nos dejarán nada.

Esta es la prueba evidente de que dos almas

no se encuentran por casualidad."

Jorge Luís Borges.

Este texto de Borges describe muchos elementos que se manejan en el hinduismo y que gustosa retomo, creo firmemente que nadie pasa por nuestra vida de manera fortuita sino porque algo debemos aprender, o enseñar a las y los demás. Todo lo anterior viene a cuenta porque en estos últimos días por diversas razones y a través de diversas personas me he puesto en contacto nuevamente con una de las obras de García Márquez, precisamente la que más me gusta, El amor en los tiempos del cólera.

La he leído dos veces, la primera hace muchos años, quizá la primera impresión fue que no era un ejemplar de realismo mágico sino sólo realismo. Pude imaginar, rehacer y recrear ese espacio en que las primas, como las mujeres antiguas se reunían para bordar y acompañarse de melodiosas notas, imaginé el trópico en todo su esplendor, recordé a mi primer pretendiente que pasó corriendo a mi lado y me entregó una carta igual que la pareja del libro, me enamoré de los barcos de vapor, tanto que sueño con un viaje de este tipo aunque no sea tiempos del cólera sino de la cólera, como cambia todo el contexto por sólo un artículo ¿No?

clip_image002

Descubrí el cólera e imaginé como moría la gente por esta enfermedad, casi veía los buitres que García Márquez describe en varias partes del texto, las guerras intestinas que no sólo asolaron a Colombia sino que son bien conocidas en la historia de nuestro país, en fin, fue todo un gozo la lectura y por supuesto el hilo conductor de la obra, el amor en sus diversas manifestaciones.

Un ex alumno, cuando la leyó comentó que no creía que pudieran ser realidad algunas cosas y le daba gusto saber que si eran posibles, aunque el autor no afirmaba lo contrario, sobre todo porque parece que en su vida, el amor de Florentino Ariza por Fermina Daza tenía cierta similitud con su propia existencia.

Y creo que su caso no es la excepción sino la constante, ¿Cuantas veces no nos hemos enamorado de un imposible-posible? Se bien, que quien esté leyendo lo primero que se preguntará es ¿Qué significa estar enamorado? Las respuestas pueden ser múltiples, si nos atenemos a la biología, se explica que los seres humanos secretamos una serie de sustancias llamadas feromonas y que es esto lo que atrae al otro sexo, aunque no sea de manera consciente.

Los psicólogos como Freud argumentaron que hablamos de amor o enamoramiento cuando, y cito textual: “Las tendencias psíquicas del deseo sexual pasan a ocupar el primer plano, mientras que las exigencias corporales o sexuales, que forman la base de este instinto, se hallan reprimidas o momentáneamente olvidadas”.

Actualmente se habla del enamoramiento como un proceso complejo que tiene que ver las funciones específicas de las diversas partes del cerebro (Leer Los Derechos de los malos de Luís González de Alba, Ed. Cal y Arena)

Escuchemos cualquier género musical y encontraremos un despliegue inmenso de la concepción que se ha tenido acerca del amor a lo largo de la historia por ejemplo Oscar de León canta: Por alto que este el cielo en el mundo/ por hondo que sea el mar profundo/ no habrá una barrera en el mundo/ que mi amor profundo no rompa por ti/ amor es el pan de la vida/ amor es la copa divina/ amor es un algo sin nombre/que obsesiona a un hombre por una mujer.

La poesía nos da ejemplos diversos también, retomo una estrofa del poema Mañana de Pablo Neruda:

Ay, amar es un viaje con agua y con estrellas,

con aire ahogado y bruscas tempestades de harina,

amar es un combate de relámpagos

y dos cuerpos por una sola miel derrotados…

Esas y muchas explicaciones se han dado para tratar de entender el fenómeno, sin embargo con conocimiento del mismo o sin él, los mortales nos enamoramos ¿Manifestaciones? Pensar constantemente en la otra o el otro, según el caso, estar alegre sin motivo aparente, sentir emoción al tenerla o tenerlo cerca, las manifestaciones son tantas como seres humanos existimos.

Bueno esa era la visión del amor sin embargo en esta sociedad posmoderna y de Vacío como afirma Lipovetski “el narcisismo designa el surgimiento de un perfil inédito del individuo en sus relaciones con él mismo y su cuerpo, con los demás, el mundo y el tiempo, en el momento en que el capitalismo autoritario cede el paso a un capitalismo hedonista y permisivo… se extiende un individualismo puro, desprovisto de los últimos valores sociales y morales que coexistían…”

Amistad, amor, corresponsabilidad, fraternidad, compromiso social, son conceptos casi, casi, inexistentes para las nuevas generaciones porque como explica Enrique Rojas en el texto titulado El hombre Light: “las características de estos hombre y mujeres light son: pensamiento débil, convicciones sin firmeza, asepsia en sus compromisos, indiferencia sui generis hecha de curiosidad y relativismo a la vez… su ideología es el pragmatismo, su norma de conducta, la vigencia social, lo que se lleva, lo que está de moda…”

Ante tal situación el amor hoy, hay que conocerlo a través de obras como El amor en los tiempos del cólera, a través de la música, la poesía y algunas otras manifestaciones culturales porque de manera general el cine actual y la televisión manejan el amor como sinónimo de sexualidad y en el peor de los casos únicamente de genitalidad. Aquel sentimiento que se dice, mueve al mundo, se ha tratado de desterrar de nuestra existencia y se la logrado en gran medida.  Lo importante es si estamos conscientes de ello y cuánto luchamos para lograr amores imposibles/posibles como el de los personajes del Gabo en El amor en los tiempos del cólera.

Esta entrada fue publicada en ambar amarillo. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a El amor imposible ¿Posible sólo en las obras de García Márquez?

  1. Anónimo dijo:

    Pero del siglo XIX!

  2. frida dijo:

    un barco de los 80

  3. ambaramarillo dijo:

    Pues si Amanda, sabedores de las necesidades humanas se ha creado la abrazoterapia que no es, coo pensarían algunos, una nueva forma de mercantilización del sentimiento sino porque sirve entre otras cosas para de”hacernos sentir bien, se emplean para aliviar el dolor, la depresión y la ansiedad. Provocan alteraciones fisiológicas positivas en quien toca y en quien es tocado. Acrecienta la voluntad de vivir a los enfermos. Es de todos bien sabido que cuatro abrazos al día son necesarios para sobrevivir, ocho para mantenerse y doce para crecer como personas”.
    Sabedoras de ésto, ojalá decidamos abrazar a todas las personas que estimamos, no nos perdamos esta manifestación enriquecedora en todos sentidos.

  4. Amandititita dijo:

    muchísima razón en sus palabras, ya hasta los abrazos tienen implicaciones sexuales en los pensamientos de la “gente moderna” sin darse cuenta cuanto bien hacen a nuestra salud

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s