La ciudad de Oaxaca y el asalto a los sentidos.

Toda persona que visite la ciudad de Oaxaca, provenga de donde provenga, se impresionará por la diversidad de colores, olores, texturas y formas que le salen al encuentro lo quiera o no, porque son parte esencial del contexto, ahora bien, si la visita es el mercado que se localiza a dos cuadras del palacio de gobierno, este asalto a los sentidos es aún más fuerte.

En canastos extendidos encontramos, como vemos abajo, diversos tamaños de chapulines tostados, listos para comerse en grandes tacos, los hay grandes, medianos y diminutos, puedes ser únicamente tostados y salados o diversas variantes en cuanto a los condimentos, sal, chile, limón y unos que parecen adobados.

Si bien en el sur del país la gete está acostumbrada a ver las enormes pirámides que se forman con ellos, para los de otras latitudes son un asunto de curiosidad, extrañeza y quizá hasta de repulsión sin embargo hay que recordar que una gran variedad de insectos se consumían desde la época prehispánica y que serán una de las principales opciones nutrimentales del futuro.

NewImage

Como todo mercado, que se precie de serlo, el interior está perfectamente ordenado y existe una sección en que se muestran los diversos panes o dulces que se expenden en la ciudad y sus alrededores, aquí lo mismo podemos ver los gaznates así como los rellenos de crema pastelera que muestran una textura muy sugerente.

NewImage

Lo mismo sucede con las famosas tostadas que por lo regular son un regalo de las madres y las abuelas cuyos hijos y nietos esperan con ansia el premio a su comportamiento o a la muestra de afecto de sus progenitoras, ese es el caso de muchos pero también las consumen otros grupos de edad.

NewImage

Aquí se muestran otros manjares de la panadería oaxaqueña : empanadas , galletas, barquillos y el famoso marquesote rebanado, en la extrema izquierda y al fondo, que también es conocido como mamón y no provoca hilaridad el nombre, por lo menos allá, muchos fuereños si se ríen de la polivalencia del término en otros lugares del país.

NewImage

Cercano a este espacio de panaderías, se localiza un expendio de tejate, por un lado las jícaras para servirlo, en una gran palangana de barro la bebida espumosa y fría y la mujer que está preparando la mezcla para elaborar más con posteridad. Esta bebida se me hace de un gusto delicado y de lo más exquisito en bebidas tradicionales.

NewImage

Además del tejate también es tradición en la ciudad preparar aguas de calabaza y chilacayote endulzadas con piloncillo lo que les da un sabor especial, son más saludables que las endulzadas con azúcar refinada.

NewImage

Algunos de los productos más conocidos de la gastronomía oaxaqueña pueden verse aquí. Pero también se percibe de inmediato el olor y el color de los mismos, sobresalen el inigualable quesillo en diversos tamaños, el cacao para elaborar el chocolate, el mole en pasta para prepararlo después en la casa, hay mole negro y rojo, lo mismo para elaborar el amarillito, la sal de gusano que se consume mucho, así como los mezcales y licores de frutas al fondo del establecimiento, por supuesto no podían faltar las bolsa del café que se produce en diversas regiones del Estado.

NewImage

Como todo lo anterior requiere un soporte, no pueden faltar las tortillas aún calientes que despiden un olor que hacen que diversos mecanismos corporales olfativos y gástricos entre en función, además allá por lo regular las tortillas son enormes, algunas de ellas ya tostadas sirven para elaborar las famosas tlayudas.

NewImage

Los chiles de agua o chiles gueros fueron una enorme sorpresa, en el cesto tienen color y textura muy atrayente yo imaginé que sería de un sabor suave, como los que se consumen en el pescado a la Vizcaína pero no, son muy picosos sobre todo si no se saben comer, como fue mi caso.

NewImage

La zona de asaderos es muy visitada, allí se compra por kilos la carne (tasajo, cecina) o chorizo, allí mismo la asan, además se venden salsas, ensaladas, cebollas asadas y todo lo imaginable para hacer una comilona de antonomasia.

NewImage

El siguiente expendio no se localiza en el mercado pero si en una de las principales calles del centro de la ciudad, expenden hortalizas y frutas en salmuera o curtidas en mezcal.

NewImage

También de gran reconocimiento en la región son los molotes rellenos de papa con chorizo, hay una calle cercana al templo de santo Domingo que vende este tipo de comida tradicional, allí mismo venden enormes quesadillas que además del infaltable quesillo o el queso de aro, se les agregan flores de calabaza.

NewImage

Hay además una explosión cromática debido a la gran cantidad de frutas que se producen en el sur y sureste del país, lo mismo encontramos las pitahayas de la charola de abajo, como las largas vainas que tiene al interior grande semillas a las que se le comen los recubrimientos, los nanches o zambumbias, lo mismo se preparan en dulce que en mezcal y una variedad enorme de frutas que si conocemos en las diversas regiones del país.

NewImage

NewImage

NewImage

NewImage

En cuanto a los alimentos me hicieron falta imágenes de las nieves, son deliciosas pero como están en las garrafas y no a la vista de todos, me pasaron inadvertidas.

Si a todo lo anterior añadimos el colorido de la indumentaria y del arte popular, creo que tengo razón para decir que la ciudad es en verdad, un asalto a los sentidos! Por ello no es de extrañar que algunos de los pintores más importantes de este país, sean oaxaqueños, sólo retomo dos, no porque sean los únicos sino porque a mí, me encantan, Rufino Tamayo y Francisco Toledo.

NewImage

NewImage

Espero disfruten este recorrido por un partecita de la ciudad de Oaxaca y que puedan visitarla, a la menor provocación!

Esta entrada fue publicada en ambar amarillo. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a La ciudad de Oaxaca y el asalto a los sentidos.

  1. ambaramarillo@hotmail.com dijo:

    Sólo describí lo que se ve ,sin embargo si buscas un poco verás que la riqueza culinaria del estado es impresionante, sólo en cuanto a moles puedes encontrar el mole negro que es el más famosos pero también lo preparan verde, rojo, amarillito, tesmole, guasmole e infinidad de otros platillos.

  2. Adolfo Angel Jaramillo Mosqueda dijo:

    me gusto mucho lo que describe hacerca de las comidas
    tradicionales de oaxaca y esta muy interesante lo de mas

  3. Adolfo Angel Jaramillo Mosqueda dijo:

    me gusto mucho lo que describe hacerca de las comidas
    tradicionales de oaxaca

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s