Pitayas en las artes plásticas, la historia y la literatura.

La semana pasada asistí a una conferencia que tenía que ver con el arte y la educación, finalmente el proyecto que nos presentaron se tituló: Arte para la vida. Esto me hizo recordar y revalorizar todo lo que el arte puede aportar para la formación de los seres humanos.

Si a lo anterior se añade la preocupación de intelectuales y maestros en cuanto a la política pública de limitar la enseñanza de las humanidades en todos los niveles educativos, con mayor razón doy la bienvenida a este hermoso, interesante y bien documentado libro. El autor es el doctor Adolfo Rodríguez Canto y fue publicado por la Universidad Autónoma de Chapingo.

clip_image002

Cuando hablo de hermoso libro quiero aclarar que me refiero a la belleza de las formas, del color, de las diversas manifestaciones plásticas en él contenidas.

Si bien se hace énfasis en las pitayas y pitahayas como un fruto importante a lo largo del territorio, de su producción y otros aspectos importantes, la forma de abordarlo es inmejorable, a través de obras de pintores y fotógrafos consagrados como Frida Kalho, José María Velasco, José Chávez Morado, Raúl Anguiano, Manuel Álvarez Bravo, por citar algunos nivel nacional, así como la obra de otros artistas plásticos más recientes, espacio importante dedicó a la producción de Víctor Cauduro Rojas.

clip_image004

clip_image005

Frida Kalho. El abrazo del amor del universo, la tierra (México) Diego y yo y el sr. Xólotl.

Parte importante del libro está dedicado a la fotografía, todas son magníficas, yo retomé sólo una, a manera de muestra. Aclaro que las fotografías las tomé del libro porque si hubiera algún problema de color, sería error mío y no de la impresión original.

clip_image007

 

Otro aspecto digno de tomar en consideración es, no exaltar únicamente la producción del siglo XX y el actual, sino historiar las obras producidas desde el periodo prehispánico, pasando por el colonial y hasta nuestros días.

Como si no fuera suficiente con la imagen, el Doctor Adolfo Rodríguez Canto investigó también en las fuentes escritas, en especial los cronistas coloniales desde Gonzalo Fernández de Oviedo y Valdés hasta Francisco Javier Clavijero, cuya obra es clave para conocer el México Prehispánico.

Si de literatura se trata, no sólo hay prosa sino también poesía y otros géneros literarios que abonan para que el libro aporte a la formación cultural de quien lo lea. Libros similares se deberían hacer en función de casi todo producto y actividad humana, la sensibilidad de los habitantes de este país, sería otra. Nuevamente, bienvenido!

Esta entrada fue publicada en ambar amarillo y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Pitayas en las artes plásticas, la historia y la literatura.

  1. Esmeralda dijo:

    Hola, soy estudiante del bachillerato SABES (Santa Tresa del estado de Guanajuato).
    el articuñlo me parecio bastante agradable y apetitoso ala vista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s