Uno de los viajes más soñados, Panamá-Colón

Hace muchos años me interesó estudiar la historia de Panamá, así conocí las causas para la conformación del país y como Estados Unidos, al construir el canal, se convirtió el dueño del territorio así como el establecimiento de un enclave, entendido enclave como la existencia de un estado dentro de otro estado, finalmente eso fue la zona del canal de Panamá bajo la administración norteamericana.

A partir de esa información empecé a leer acerca de muchos otros aspectos relacionados con la posición estratégica del país, los tratados Torrijos-Carter, la invasión armada norteamericana, de allí pasé a otros aspectos de la cultura, así que cuando tuve la posibilidad de asistir como ponente, a un Congreso Internacional de Psicología con una amplia perspectiva en Derechos Humanos, decidí de inmediato participar.

Uno de mis sueños era poder viajar en tren, de la ciudad de Panamá a Colón, todo lo que había leído acerca de este viaje era importante, supe que era uno de los viajes más bellos e impresionantes en tren a nivel mundial, las fotografías del recorrido prometían mucho, así que me hice el propósito de hacer el recorrido, como vulgarmente decimos, costara lo que costara.

Y vaya que costó! Pero bien valió la pena, tuvimos que contratar un tour con un agencia porque nos hicieron ver que quizá no encontraríamos boletos para el tren. El compañero con quien presenté la ponencia decidió hacer el viaje conmigo así que antes de las 6 de la mañana pasaron a recogernos al hotel, de allí nos llevaron a la estación y quien sería nuestro guía se formó para comprar los boletos mientras nosotros visitábamos parte de la estación ferroviaria.

clip_image002

Esta es una de las locomotoras que impulsa al ferrocarril que no es otro que el tren del Canal de Panamá que sirve a los trabajadores del mismo, a personas que van hacia Colón, el centro económico fundamental de Panamá y un vagón panorámico para los turistas.

clip_image004

Este es el vagón panorámico, elegante, confortable, con servicio de cafetería, acrílico y cristales en todos los vanos por lo que con sólo subir, se siente que entra uno a otro mundo.

Dado que fuimos de los primeros en llegar, también en abordar así que cada uno tomó un asiento diferente, ambos no podíamos perdernos el panorama completo así que cuando llegó un grupo de alemanes tuvieron que acomodarse en diversos espacios con el consiguiente disgusto de su guía.

clip_image006

Dado que habíamos escogido el lado izquierdo del vagón hicimos el recorrido casi todo el tiempo de forma paralela al canal así que lo mismo pudimos ver de cerca las esclusas, los barcos que van rumbo a éstas y sobretodo, lo que más me gustó, el Lago Gatún. Un elemento adicional es que la guía de los alemanes y que perecía una de ellos, en realidad era panameña y parte del recorrido fuimos platicando así que me dio mucha información.

El vagón fue, durante esa hora y media aproximadamente, una pequeña torre de Babel, en ella viajamos gentes de diversas partes del globo, diversos lenguajes sin embargo algunos logramos comunicarnos.

clip_image008

Aún existen zonas selváticas como la de la fotografía anterior y en cuando uno alcanza a dimensionar lo que la construcción del canal significó en cuanto al control del medio ambiente, de la ingeniería tan avanzada que se aplicó para el momento de su construcción y el porque el realizarlo costo miles de vidas de gentes provenientes de diversos continentes.

clip_image010

Otras partes han sido taladas para ofrecer extensos y bellos campos de golf como el que vemos aquí, el resto del recorrido es por el lago Gatún, que de acuerdo con nuestro guía es el segundo lago artificial más grande del mundo y que ha permitido a Panamá alimentar el sistema de esclusas, aunque para ello tengan que perderse miles de litros de agua dulce con el paso de cada embarcación.

clip_image012

clip_image014

clip_image016

A mi que la belleza natural me parece en momentos, algo sublime, este recorrido me llenó de azules y verdes, de vida exuberante para un buen tiempo y luego yo, que vivo en el semi desierto! Si alguien me preguntara si volvería a hacer este viaje, yo respondería, por supuesto! Finalmente cumplí un sueño que no es sólo mío sino que lo tuvieron muchos desde que se conoció América, hacer un recorrido corto, partiendo del Pacífico y con destino al Atlántico.

Llegamos a la estación de Colón y allí ya nos estaban esperando para hacer el resto del recorrido y sorpresa, toda la belleza antes disfrutada se eclipsó, de alguna manera, hicimos un recorrido y existen dos ciudades: la de los turistas con hoteles de super lujo, los restaurantes para turistas que llegan en los enormes cruceros, varios de ellos atracados en los muelles y la ciudad de los habitantes normales, esta última es la más fea que haya visto en mi vida, solo se salva el colorido trasporte. La otra parte del recorrido lo describiré en otro momento.

clip_image018

clip_image020

Anuncios
Esta entrada fue publicada en ambar amarillo y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Uno de los viajes más soñados, Panamá-Colón

  1. soy miriam judith del dachillerato sabes santa teresa q padre son esas imagenes q gran belleza su color y lo q nos informa d estos temas

  2. Gaby Morales dijo:

    gracias por compartir tus fotos 😀 son hermosas. Como añoro un sombrero de PAnamá 😀 algún día viajaré y lo compraré 😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s